Tiempo de lectura: 5' 9'' No. de palabras: 863

Cuestionada por décadas por las violaciones a los DD.HH. en el marco de su conflicto interno, Colombia ha mejorado de alguna manera su imagen frente a la comunidad internacional. Ese avance le ha permitido superar los obstáculos para, por ejemplo, sellar el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), que el Gobierno de Ecuador desea concretar en los próximos meses.

¿Cuál ha sido la clave del cambio de la imagen de Colombia? Camilo González, director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), tiene una respuesta. Atribuye la mejoría, que califica de relativa, a dos factores.

Uno, las estadísticas sobre violaciones de los DD.HH. y otros excesos evidencian una disminución con relación a la década pasada. Y dos, la aprobación de la Ley de Víctimas, que ha sido una de las prioridades del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

González, no obstante, destaca que aún falta mucho por hacer en la esfera de los DD.HH. Y en concreto se centra en dos tareas pendientes: el elevado desplazamiento y la impunidad que impera en los casos de crímenes atroces.

El sacerdote Alejandro Angulo Novoa, del Sistema General de Información del Centro de Investigación y Educación Popular, hace otra lectura. Anota que la "estrategia del Gobierno de Colombia para limpiarse frente a la opinión internacional es poco creíble, porque se funda en la afirmación de que hay disposiciones para la protección de los DD.HH., pero sin que se pongan en práctica".

La UE frena acuerdos

El bloque europeo ya expresó de forma oficial su inquietud por la situación de la libertad de expresión y prensa en el Ecuador. Lo hizo durante una reunión del 21 de junio del Mecanismo de Consultas Bilaterales entre el Servicio Europeo de Acción Exterior y el Gobierno del Ecuador, representado por el vicecanciller Marco Albuja.

El comunicado oficial de los europeos señaló: "La UE expresó su preocupación por la Ley de la Comunicación recientemente aprobada". Esa inquietud llega en momentos en que Quito quiere dar empuje al acuerdo comercial.

Carlos Martínez Lázaro, profesor de Economía de la IE Business School, explica que Europa le da mucha importancia a todo lo que se considera el respeto a las libertades. "La Ley de Comunicación de Ecuador ya ha suscitado dudas en algunos responsables europeos en el sentido de que limitaría la libertad de expresión, ello puede tener consecuencias a la hora de que la UE esté dispuesta a firmar un acuerdo comercial con el Ecuador". El catedrático español cita a Turquía como un ejemplo reciente. Como consecuencia de la represión ordenada por el primer ministro Erdogan a las protestas populares, Alemania y Holanda se negaron a seguir con las negociaciones de adhesión de ese país a la UE. "Eso pone de manifiesto la importancia que da la Unión a este tipo de acción".

Punto de vista

María Muñiz/ Eurodiputada

La libertad de prensa, analizada

La Unión Europea (UE) no sólo firma acuerdos comerciales, también se basa en otros pilares. Uno es el diálogo político. Para ello tomamos en cuenta los derechos humanos, el Estado de derecho y las libertades fundamentales. Al igual que hicimos con el acuerdo multipartes entre Colombia y Perú, donde se han fortalecido de una manera radical los DD.HH. y el diálogo político, valoraremos los mismos aspectos con Ecuador.

La UE tiene un respeto absoluto por la promoción y protección de los DD.HH., entre los que se incluyen, por supuesto, el derecho a la libertad de información y comunicación. Espero que esto lo tengan en cuenta los negociadores. Aunque en este momento están en un nivel técnico, cuando las negociaciones pasen al Parlamento europeo, este tomará muy en cuenta el tema de la libertad de información.

En el caso de Colombia y Perú las negociaciones tardaron en el Parlamento hasta que hubiera garantías en materia de DD.HH.; ahora las hay y por eso se firmó un acuerdo. Este prevé un mecanismo de monitoreo de los DD.HH. con una cláusula de rescisión mutua en caso de su violación. Los precedentes hablan de que la UE pone en primera línea de las negociaciones la defensa de los DD.HH. y desde luego el Grupo Socialista lo avala.

Hay un interés de la UE por A. Latina porque para España es un eje clave. El Parlamento Europeo se pronuncia mensualmente sobre los casos de violaciones de los DD.HH- y la ruptura del Estado de derecho a través del 'debate de resoluciones de urgencia'.

Si surge la preocupación sobre el Ecuador por parte de algún grupo político se tomará en consideración. Mantenemos interés por América Latina y queremos que las relaciones sean lo más fluidas y para ello necesitamos que haya un respeto a los derechos fundamentales.



Califique
2
( votos)