Tiempo de lectura: 7' 34'' No. de palabras: 1238

El 'abreboca' de la campaña municipal protagonizado por el cruce de críticas entre Rafael Correa y Jaime Nebot, al parecer, tiene un significado especial para el Gobierno.

En esta ocasión, su objetivo político parece trascender el control de la Alcaldía de Guayaquil, uno de los pocos puntos geográficos que se ha resistido a su proyecto.

Con sus críticas a la opción de que Nebot vuelva a ser candidato, Correa logró poner en el debate un tema que siempre ha tentado a las huestes oficialistas: la ampliación de la reelección presidencial.

Aunque en su posesión del 24 de mayo pasado el Presidente aseguró que este sería su último período (2013-2017), la batalla electoral por Guayaquil abrió la puerta para que ese compromiso pueda ser revisado en un futuro cercano.

Por eso, lo que empezó como una ironía de Correa en su sabatina del 27 de julio, terminó por ubicarse en el centro del debate.

Al punto de que la cúpula de A. País no ha dudado en plantear una reforma a la Constitución, que abra el candado de la reelección.

Incluso, el Mandatario invitó al alcalde Nebot ha reunirse hoy en la Gobernación de Guayas, para firmar una declaración conjunta que viabilice una reforma constitucional para abrir la puerta a la reelección indefinida.

Y más allá de que ese encuentro no se cristalizará hoy, la invitación fue rechazada de forma tajante por Nebot, quien dejó entrever que enfocará sus fuerzas en la batalla electoral por Guayaquil.

La urbe, primer objetivo

"Veo que por gracia de su majestad Don Rafael Primero, que se cree rey, me ha conferido a mí la calidad de Virrey. Él piensa que nos sentamos los dos, firmamos un documento, y el país tiene que obedecer. No, yo tengo más humor que Rafael Correa, pero yo no me río de las instituciones ni de los ciudadanos". Esa fue la primera parte de la respuesta del Alcalde a la propuesta presidencial.

Aunque en su segunda parte, Nebot dejó en claro que ya se ha desatado una guerra política con el Gobierno, que tendrá como telón de fondo la campaña 2014.

"En lo que sí no puedo estar de acuerdo es que, ese tipo de bromas, sirvan para echar una cortina de humo sobre la idea de afectar la actividad portuaria de Guayaquil y de eso vamos a hablar a partir de mañana con profundidad".

Sus palabras se refieren a la supuesta intención del Ejecutivo de quitar peso a las actividades portuarias de Guayaquil; un tema que ha negado el Presidente.

Desde la esfera de la consultoría política, las intervenciones del oficialismo sobre Nebot de las dos últimas semanas confirman su deseo de asumir las riendas de la ciudad más grande del país.

Aunque Santiago Niego, director de Informe Confidencial, advierte que es un desafío complicado para el Gobierno y su movimiento, en virtud de la potencia electoral que tiene la figura del Alcalde.

"En Guayaquil la fuerza de Nebot es indiscutible, aunque también es verdad que hay un electorado 'nebotcista-correísta', que entra en conflicto al elegir".

Las estadísticas electorales demuestran la alta aceptación que poseen tanto el Jefe de Estado como el Alcalde en Guayaquil.

La última gran prueba aprobada por Nebot fue en las elecciones del abril del 2009. En esa contienda alcanzó el 68,4% de la votación, que representó más de 39 puntos de ventaja sobre el postulante que quedó en segundo lugar.

En cambio, las elecciones de febrero pasado fueron la evidencia de que el presidente Correa es la figura nacional que mayor aceptación captó en las urnas en la urbe.

Obtuvo el 58,2% de los sufragios, sacando una ventaja de más de 30 puntos sobre el postulante que llegó en segundo lugar.

En este escenario, el problema del Presidente es transferir esa votación a su candidato a la Alcaldía por el movimiento Alianza País.

De hecho, en 2009 ya palpó esa dificultad. Si bien en la elección presidencial también se impuso en las preferencias de los guayaquileños, su candidata al Municipio, María de los Ángeles Duarte, fue doblada en votación por el alcalde Nebot.

Precedente de la reelección

Más allá de que su prioridad es Guayaquil, el intercambio de críticas con Nebot también sirvió de plataforma para legitimar la idea de que el debate de la reelección presidencial no debe agotarse.

Y si bien Rosana Alvarado (Alianza País), primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, aclara que el asunto no ha sido tratado por la dirección de Alianza País, explica que la propuesta presidencial apunta a que la última palabra la tenga la ciudadanía. Una tesis de la que ya se han hecho eco en medios que están en manos del Estado (ver nota compartida).

Para Santiago Nieto, este tipo de declaraciones desde el oficialismo tiene por objetivo dejar el antecedente de la discusión de la reelección para un futuro cercano. Aunque un nuevo debate del asunto dependerá de la reacción ciudadana a la propuesta. La razón: en la práctica, el Gobierno tiene los votos necesarios en la Asamblea para abrir el cerrojo a otra reelección.

Medios estatales amplifican discurso oficial

El planteamiento presidencial de discutir la conveniencia de ampliar la reelección presidencial de forma indefinida, así como su crítica al modelo municipal de Guayaquil, tiene eco en los medios administrados por el Estado.

Ayer, diario El Telégrafo dedicó su editorial institucional a la tesis oficialista de que se debe debatir la posibilidad de ampliar la reelección presidencial, en virtud de que Jaime Nebot pudiera quedarse 19 años en el Municipio de Guayaquil si es reelegido.

"La reelección indefinida como demanda popular" fue el titular que el rotativo escogió para su columna de opinión.

En su parte medular señala: "Ahora, al avecinarse las elecciones de los gobiernos locales, nace la discusión de si un alcalde con 14 años de administración debe o no reelegirse. La pregunta es si solo se trata de un mandato más o de definir qué tipo de ciudad quieren sus habitantes. Y lo mismo habría que decir si entra en juego la posibilidad de una reelección presidencial indefinida. ¿La ciudadanía está de acuerdo con ello o hacer lo mismo que con las alcaldías bajo un modelo único?".

En cambio, el pasado 24 de julio, la Angencia Pública Andes presentó un amplio reportaje que cuestiona la administración municipal de Nebot.

Bajo el título 'La cara oculta del exitoso modelo de desarrollo que publicita el Municipio de Guayaquil', este medio publicó un amplio reportaje de las dificultades y obras pendientes en la ciudad.

El Presidente en Quito

Rafael Correa no cumplirá este día actividades oficiales en Guayaquil, como suele hacerlo regularmente los martes.

La tarde de ayer,  la Secretaría de Comunicación informó a los medios de una intensa agenda de actividades públicas en Quito, desde las 09:00 hastas las 20:45.

Las actividades del Presidente van desde la inspección de obras, hasta la visita de personas afectadas por distintos sucesos.

De este modo quedó trunca  la invitación al alcalde Nebot para firmar el acuerdo.

Califique
2
( votos)