Tiempo de lectura: 4' 20'' No. de palabras: 721

El caso de Julián Assange volvió nuevamente a la escena. No solo por su encierro prolongado en la Embajada de Ecuador en Londres y los intentos del Gobierno por sacarlo, sino por el trabajo que realiza al frente de la organización Wikileaks: revelar información confidencial.

Con la reciente Ley de Comunicación, aprobada el viernes pasado, lo que hizo el periodista australiano estaría totalmente prohibido y sería motivo de una sanción civil, administrativa o penal.

El artículo 19 de la norma establece que la responsabilidad ulterior es "la obligación que tiene toda persona de asumir las consecuencias administrativas posteriores a difundir contenidos que lesionen los derechos establecidos en la Constitución y en particular los derechos de la comunicación y la seguridad pública del Estado, a través de los medios de comunicación". Esta responsabilidad se extiende a los medios de comunicación cuando "los contenidos difundidos (...) no se hallen atribuidos explícitamente a otra persona".

Esto significaría que el trabajo de Assange sería penado si hubiese ocurrido en el Ecuador con esta ley. A pesar de ello y de que el propio presidente Rafael Correa aceptara que Assange había cometido un delito, ahora se busca el salvoconducto que le permita al polémico 'hacker' llegar hasta Ecuador.

Según Juan Carlos Solines, experto en temas de comunicación, se evidencia una "contradicción" entre la defensa a ultranza de Assange, como símbolo de la libertad de la expresión, y los ataques a periodistas y medios de comunicación que ha emprendido el gobierno de Rafael Correa.

Con esto coincidió el ex embajador de Ecuador en Inglaterra, Mauricio Gándara, quien cree que la posición de Ecuador es "hipócrita", al defender en Londres "lo que en el país se persigue".

Ayer el canciller Ricardo Patiño se reunió con su homólogo William Hague, para tratar de lograr que el Gobierno inglés le entregue el salvoconducto que le permita dejar la sede diplomática de Ecuador en Londres y pueda viajar al Ecuador para radicarse aquí.

Luego de 45 minutos de diálogo, el único logro fue crear una comisión binacional para analizar la situación de Assange. Pero "no se logró ningún avance sustancial", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido.

Hague insistió en que cualquier resultado al que se llegue tiene que estar en armonía con las leyes de Inglaterra y las resoluciones que se han tomado. En este caso: extraditar a Assange a Suecia, para que responda en dos indagaciones por dos supuestos delitos sexuales.

Esta declaración restó fuerza a la versión de la Cancillería ecuatoriana que informó que se consiguieron avances en la cita mantenida en Londres.

El diario británico BBC publicó ayer cómo se dieron las conversaciones para que Ecuador concediera el asilo político a Assange.

Según el medio de comunicación, Fidel Narváez, cónsul en la capital inglesa, fue el "mentalizador" del acercamiento entre Ecuador y Wikileaks.

"La llegada de Assange a la Embajada no fue una sorpresa para los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador, que sabían de las negociaciones de Narváez con Assange. (...) Fuentes dijeron a la BBC que las negociaciones habían durado meses y que las autoridades ecuatorianas en Londres ya sabían que Assange se convertiría pronto en su huésped", escribió el medio.

Esto no ha sido desmentido por el Gobierno, que se muestra como el máximo defensor de la libertad de expresión, mientras las críticas mundiales por la Ley de Comunicación le llueven.

Otra puerta abierta

El canciller  Ricardo Patiñ o aseguró que se estudiaría la posibilidad de conceder el asilo a Edward Snowden, ex agente de la CIA, que reveló un programa de espionaje de EE.UU., si lo solicitara.

Patiño  dijo que si Snowden siguiera los pasos de Julián Assange y pidiera asilo a Ecuador, el Gobierno examinaría su solicitud " responsablemente, como hicimos también" con el australiano.

Assange,  de 41 años, aconsejó a Snowden, a quien ha calificado de "héroe" , que se refugiara en Rusia o en América de Sur, para evitar la extradición a EE.UU.

Califique
2
( votos)