Tiempo de lectura: 3' 19'' No. de palabras: 521

Inés Rosero compró dos jeans en el tradicional barrio El Tambo en el cantón Pelileo, en Tungurahua.

Luego miró con curiosidad el entorno comercial pujante y le pareció increíble que esa zona haya sido devastada por un terremoto.

Sin embargo, así ocurrió hace casi 64 años. En la memoria de esta turista quiteña y en la de miles de personas que allí residen, los recuerdos de esa catástrofe se han disipado con el tiempo.

Por eso, este año un grupo de profesionales que integran Churofilms Producciones de Quito difundirá las vivencias y testimonios posteriores al terremoto.

Este equipo de historiadores, cineastas, diseñadores y técnicos laboran desde el 2009 en el largometraje 'Viaje a la memoria de la tierra' y en el fotograma documental '1949, el grito de la tierra'.

Ambos trabajos reconstruyen una parte del drama y el vía crucis de los sobrevivientes al terremoto y cuyo valor agregado son 17 películas captadas por corresponsales internacionales que arribaron al país días después de este sismo.

El Instituto Geofísico (IG) lo consideró uno de los más devastadores del siglo XX.

Gerardo Merino es el director de Churofilms. La idea del largometraje se le ocurrió cuando trabajaba como comunicador para el IG.

Se preguntó , ¿por qué no reconstruir esta tragedia con los testimonios de los sobrevivientes y a la vez presentar un largometraje que haga meditar a la población? Al poco tiempo se puso a trabajar e investigar. Con ese objetivo, se ha movilizado varias veces hacia las zonas afectadas, especialmente hacia Pelileo.

Los resultados de este trabajo se presentarán en junio próximo en los nueve cantones tungurahuenses. Incluso, se entregará una copia del material audiovisual para que sirva como consulta en las principales bibliotecas de los cantones.

"El cine nos permite llegar masivamente a la gente para concienciarla y que no pierda la perspectiva de que los ecuatorianos vivimos en una zona de riesgo constante y que es preciso estar preparados", explicó Merino.

Según el IG, el sismo de 1949 sucedió a las 14:08 y tuvo una magnitud de 6,8 grados Richter. Sus efectos se extendieron en las provincias de Tungurahua, Cotopaxi, Chimborazo, parte de Bolívar, Pichincha y Pastaza. Se considera que el epicentro estuvo localizado en Pisayambo.

Según los historiadores locales, el número de muertos sobrepasó los 6 000. Además, 100 000 personas quedaron sin hogar. La mayor destrucción soportó Pelileo (100%), le siguió Píllaro (90%), Guano (80%), Ambato (75%).

Por todas estas razones, explica la productora Carolina Gómez, es importante que los habitantes de la región y del país recuerden que el riesgo de nuevos terremotos es latente. "Somos vulnerables y es importante estar preparados. Nuestro trabajo pretende mostrar a las nuevas generaciones lo que aconteció y cómo la gente a pesar de eso sobresalió".

Estos trabajos fílmicos serán presentados en coliseos y parques de Píllaro, Ambato, Baños, Mocha, Tisaleo, Cevallos, Pelileo y Quero. Además, Churofilms planea después de cada proyección abrir mesas de diálogo para presentar a los sobrevivientes del terremoto y escuchar sus experiencias.

Califique
2
( votos)