Tiempo de lectura: 6' 18'' No. de palabras: 1011

Desde finales de mayo, el precio de la saca de arroz en cáscara subió a razón de USD 1 por semana, según los industriales. “Esta semana tuve que pagar 40 dólares”, manifestó Hugo Poveda, ejecutivo de la empresa Labiza, dueña de la marca Super Extra.

El precio mínimo referencial por saca, fijado por el Gobierno, es USD 33,25. Pero la baja oferta de la gramínea, provocada por problemas de plagas como el caracol manzana en el campo, elevó los costos. La producción de invierno cayó cerca del 40% y las consecuencias fueron trasladadas a los consumidores.

En Guayaquil, el quintal de arroz pilado corriente se comercializa entre USD 34 y 36; y de 40 a 42 el arroz envejecido en piladora. A inicios de mayo costaban 3 dólares menos. Pero esos precios suben cuando son colocados en los mercados.

A finales de abril pasado ya hubo un alza, debido a la transición entre el consumo de las últimas reservas y el inicio de la cosecha de invierno. El Gobierno inició la venta directa de arroz pilado al consumidor, para regular el mercado. Vendía el quintal en USD 31. El plan duró más de un mes, pero los precios volvieron a subir.

Lorenzo Cachimuela, comerciante del mercado de Sauces IX, dijo que otro tipo de arroz que se encareció fue el blanco. “El arroz blanco está en USD 55, cuando el mes pasado me costaba USD 51”. Cachimuela cree que este aumento se da por la escasez.

Como consecuencia, la libra de arroz corriente pasó de 32 a 38 centavos; y el de mejor calidad de 48 a 55 centavos.

Francisco Betún, comerciante, se cuestionaba cómo en Guayas hay este problema, cuando es la zona que más produce arroz.

imagenYolanda López acudió ayer al mercado y obvió el arroz. Dijo que no lo incluye en la dieta diaria de su familia hace algún tiempo. En su lugar prepara verduras o recetas a base de plátanos. “Es más económico y nutritivo”.

Para Jaime Molina, comerciante del Mercado del Norte, el aumento del precio del quintal de arroz le resulta una mayor inversión y menor ganancia.

“Los comerciantes no queremos que el consumidor se sienta afectado, nosotros entendemos que se trata de gente de escasos recursos. Pero a nosotros también nos suben el precio. Nadie gana así”, manifestó Molina.

De la misma forma, Mercedes Baquerizo, quien vende comida preparada en este mercado, mencionó que por las 25 libras de arroz que adquiría a USD 8,50, ahora paga USD 11.

Aunque no sube el precio a los almuerzos que prepara (USD 2), debe disminuir la porción de arroz que sirve en cada plato.

Según la Corporación de Industriales de Arroz (Corpcom), actualmente el país tiene como reserva cerca de 80 000 toneladas de arroz pilado, de los cuales la mitad está en la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA), del Gobierno. Esta entidad no confirmó dicha información.

Eso quiere decir, que ese volumen debe alcanzar hasta mediados de septiembre, cuando se prevé que se inicie la cosecha de verano, explicó Tulio Reyes, vicepresidente de Corpcom. El consumo mensual del país es 55 000 toneladas. La preocupación está en que el Gobierno envíe 15 000 toneladas que guarda en la UNA a Cuba, por compromisos adquiridos previamente. “No creo que sea prudente esta exportación, al menos hasta asegurar el abastecimiento interno”, opinó Reyes.

Pero para el industrial Hugo Poveda, hay otros escenarios que también son riesgosos, como la ‘fuga’ de arroz por la frontera norte. Según dijo, Colombia paga hasta USD 41 por el saco pilado.

El pronóstico de un posible fenómeno climático de El Niño también vuelve sensible la provisión de arroz de este año, destacó el empresario arrocero.


Entrevista

Luis Rivera/ Consumidor

‘Como arroz porque me gusta y  es la única manera de sentirme lleno’

¿Con qué regularidad usted consume arroz?

Lo hago en todas las comidas, es decir, en desayuno, almuerzo y merienda. Ahora mismo  desayuno  arroz con bistec. Necesito  un plato grande en el almuerzo y otro igual o mayor en la merienda con cualquier  acompañante.

¿Por qué consume arroz?

Porque me encanta. Además, es una costumbre y es la única manera de sentirme   lleno.

Si tuviera que reemplazar el arroz en sus comidas, ¿con que  lo haría?

No he pensado en eso. Creo que no hay un grano o un sustituto para este alimento.  No hay comparación... me pongo a pensar y no se me ocurre ningún otro producto.  

¿Ha notado algún incremento de precios?

La señora que prepara la comida sí me ha dicho que ha tenido que invertir más en el quintal de arroz, pero aún no sube el precio del plato. Si subiera tendría que ver si me conviene seguir comprando. Tampoco puedo pagar un alto precio por un alimento que es casi indispensable.

 

Las consecuencias

Ecuador no está en  condiciones de exportar arroz.

Los gremios piden que  el Gobierno publique estadísticas de la última cosecha.

Para  invierno se  esperaban 890 000 toneladas de arroz en cáscara (425 000 toneladas de pilado). Pero no se pasó de 650 000  (320 000 toneladas  de pilado), según Corpcom.  


Un sustituto del arroz:    la quinua

Ayuda a adelgazar.    Cada 100 gramos  tiene 350    calorías
 y 12 gramos  de proteínas,  vitamina A, E 

ingredientes

1 cucharada de aceite
2 cucharadas de cebolla
  picada finamente
1 diente de ajo machacado
1 taza de quinua lavada
2 tazas de agua o caldo 

Preparación

1. Caliente el aceite a fuego medio en una olla o cacerola.
2. Añada cebolla y ajo, y deje cocinar durante  3 ó  5 min.  
 3. Añada la quinua, el agua o caldo (de pollo o carne).
4. Deje hervir el agua, cocine a fuego lento15 minutos  o hasta que el agua  seque o  la quinua ablande.
5. Añada  sal al gusto



Califique
2
( votos)