Tiempo de lectura: 4' 24'' No. de palabras: 637

El pago por la devolución del licor adulterado con metanol, propuesto por el Gobierno, empezó ayer en el país y durará 10 días.

En Bolívar, Cotopaxi y Tungurahua todavía no se registraban devoluciones, no así en Santa Elena, donde un comerciante -de manera voluntaria- entregó 174 cajas de vino. Sin embargo, los operativos de control continúan.

En Ambato, las autoridades de Salud y Policía clausuraron a las 12:30 las instalaciones de Industrias Licoreras Asociadas (ILA). Esto porque el Instituto Izquieta Pérez detectó metanol en el preparado de frutas Inés María.

Esta compañía está en el barrio Ingahurco Bajo, norte de esta ciudad. Uno de sus accionistas, Jorge Santa, no se opuso a la clausura. Anunció que otorgará vacaciones forzadas a sus empleados.

En el operativo participó el director de Salud de Tungurahua, Enrique Lana. Además, la comisaria de Salud, Miriam Mejía, y el intendente, Álex Valladares.

No hubo decomiso de los productos porque no estuvieron delegados de la Fiscalía. Sin embargo tomaron muestras del vino San Roque para efectuar los análisis.

En los nuevos operativos, las autoridades han decomisado 8 705 botellas de licor, 750 litros de alcohol metílico y 750 botellas de vino de diferentes marcas.

En Bolívar, la directora de Comunicación de la Gobernación, Jacqueline Camacho, indicó que las personas persisten en guardar la mercancía adulterada. “El reembolso será significativo para los comerciantes que entreguen el licor. Después de los 10 días de amnistía los operativos se intensificarán con el Ejército”.

Las autoridades del Comité de Operaciones de Emergencia de Bolívar resolvieron ayer extender por 72 horas más la ley seca.

Según Osvaldo Huilca, director de Salud, se confiscaron 80 litros de licor adulterado y se clausuró un local por venderlo en San Miguel de Bolívar.

En los cantones Guaranda y Chillanes también se decomisaron 133 litros. “Los siete pacientes asilados por intoxicación en el Hospital de San Miguel están estables. Mientras que en Hospital Alfredo Noboa, de Guaranda, 5 de los 14 hospitalizados reciben tratamiento de hemodiálisis para evitar que pierdan la vista”.

En las bodegas de la Policía de Cotopaxi se almacenaron 3 000 litros de licor con metanol. Según Gabriela Ibáñez, de la Gobernación, se espera del Ministerio del interior la orden de destrucción.

La gobernadora de Santa Elena, Noralma Zambrano, confirmó ayer la entrega voluntaria de 174 cajas de parte de un comerciante de vino San Francisco.

“El señor Kelvin Zambrano vino y nos dejó voluntariamente el lote de 1 088 botellas. Se ha firmado un acta y es discrecional si la persona exige o no el pago”, explicó la ejecutiva peninsular.

Estas 174 cajas se sumaron a otras 10 que fueron también ayer decomisadas durante operativos conjuntos con la Intendencia y la Dirección de Salud. En días pasados se destruyeron 1 000 galones de aguardiente, decomisados en varios puntos de la provincia.

En Guayaquil, el gobernador Roberto Cuero dijo que en 78 operativos en Guayas se han confiscado 46 000 litros de licor y detenido a tres personas.

“¿Cómo es posible que con todo lo que ha pasado, se siga consumiendo este alcohol. Hay licores de los cuales se ha pedido que se realicen las pruebas y han salido positivos con metanol”, expresó Cuero, quien instó a la ciudadanía a que evitara consumir licor.

Reunión en Cotopaxi

Los productores artesanales de licor de los cantones subtropicales Pangua y El Corazón se reunieron ayer con el gobernador de Cotopaxi, Ramiro Vela. Hablaron de la crisis económica que atraviesan ahora.

Los vinos Tentador, San Francisco, Inés María, San Roque, Tres Marías, Z1 y los licores Lima Limón, Lima Limero y Ron Roblecito tienen problemas por la adulteración con metanol, según el Instituto Izquieta Pérez.

Califique
2
( votos)