Tiempo de lectura: 2' 30'' No. de palabras: 404

La construcción del nuevo Centro de Rehabilitación Social (CRS) del Austro avanza en Cuenca. Más de 300 personas, entre técnicos, obreros y maquinistas, laboran en Icto Cruz, en el sureste de la ciudad.

El proyecto impulsado por el Ministerio de Justicia ocupará un predio de 15 hectáreas. Pero la infraestructura física, que se edifica desde diciembre por parte del Consorcio Turi, ocupará siete.

Hay un avance del 7,54%, según el gobernador azuayo, Humberto Cordero. A lo largo de las vías de acceso hay letreros que alertan sobre algunas medidas de prevención. Además, hay un cerramiento provisional con mallas metálicas y señalización que son parte del Plan de Manejo Ambiental para mitigar los impactos negativos de esta construcción.

Cordero señaló que entre esta obra y las de compensación para la zona (vías, canchas deportivas, servicios básicos, parque…) se crearán más de 1 000 plazas de empleo directos.

Pero a Julio Chimbo, vocal de la Junta Parroquial de Turi, le preocupa que no se priorizó al trabajador de la zona. Aseguró que ese fue el acuerdo inicial con las autoridades provinciales. "Hay unos pocos de Turi y Cuenca, el resto es de Guayaquil, Esmeraldas, Loja, Machala...".

El esmeraldeño Flavio, de 38 años, trabaja 22 días seguidos y descansa siete. "En mi ciudad no hay empleo y por eso viajo a ciudades donde existe mayor movimiento".

Chimbo es miembro del Comité de Veeduría Ciudadana creada para vigilar el cumplimiento de los acuerdos de esta obra. Él dice que la construcción del CRS avanza a buen ritmo, no así las obras de compensación.

Para estas últimas, el Municipio debe tener el Plan de Ordenamiento Territorial de Icto Cruz que regulará el uso y ocupación de los suelos, tipos de construcciones y otros temas. El proyecto de ordenanza ha sido analizado por el Concejo Cantonal en primer debate.

Ahora, finalizó la cimentación y los muros de las áreas administrativas, celdas, comunidad terapéutica y de los pabellones de máxima seguridad, mediana y mínima seguridad.

Según Cordero, la infraestructura contará con espacios para la rehabilitación e implementos tecnológicos de seguridad para los 1 500 hombres y mujeres privados de su libertad de Azuay, Cañar, Loja y Zamora Chinchipe.

USD 27  millones es la inversión en el centro. El plazo de ejecución es de 14 meses.

Califique
2
( votos)