Tiempo de lectura: 1' 45'' No. de palabras: 281

A las 15:05 de este 28 de septiembre, la Agencia Nacional de Tránsito del Ecuador (ANT) envió una comunicación electrónica en la que se decía que la escuela de conducción Itesut; que tiene varias filiales en el país, estaba clausurada definitivamente. Y solo un minuto después, los representantes de la escuela en Santo Domingo, enviaron a los medios de comunicación otro correo electrónico en el que se aseguraba que la autorización estaba en trámite.

Los más preocupados son los estudiantes, que aseguraron haber pagado USD 200 por la inscripción. En el instituto les ofrecieron hacer un curso de seis meses, para obtener una licencia de conducir profesional.

Las clases iniciaron en junio, pero la mayoría de alumnos en Santo Domingo dejaron de ir luego de un mes, según una de las 200 alumnas inscritas. “Nos enteramos que estudiantes de la anterior promoción no pudieron legalizar su licencia y cuando nosotros fuimos a averiguar a la ANT, nos dijeron que la escuela no tenía permisos para iniciar el ciclo”.

Los estudiantes pidieron la devolución del dinero, pero Cecilia Flores, directora de Itesut en Santo Domingo, afirmó que las clases se estaban dictando normalmente y que no había razón para aceptar devoluciones. Además, que no había causal para la clausura.

La ANT, en el comunicado de hoy, no detalla el por qué se prohibió operar a la escuela. Solo dice que fue “por incumplimiento de algunos de los procedimientos que exige la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial y su Reglamento y el Reglamento de Escuelas de Conducción”.

Califique
2
( votos)