Tiempo de lectura: 2' 26'' No. de palabras: 390

Los jinetes salieron de todos los rincones de Sangolquí. Aparecieron por las calles Colombia, Mercado, General Enríquez, Venezuela...

En las calles Colombia y Mercado se reunieron los Vilatuña Viteri con su propia banda, la San Gerónimo de Píntag.

Esta familia de ganaderos participa todos los años en el Paseo del Chagra, que se realizó ayer por los 50 años de la tradicional fiesta del Maíz y del Turismo.

Los Vilatuña se pusieron poncho de lana de oveja y sombrero de Ibarra, zamarros de Machachi, botas de cuero, espuelas y bufandas. Juan, uno de los 16 Vilatuña que desfila, dice que las familias tienen como tradición ir al paseo en honor a la cosecha del maíz.

Cada familia lleva su banda de pueblo para amenizar el paseo, que comenzó en el parque Santa Clara. En la hilera por la calle General Enríquez aparecen los descendientes de Lucas Tipán de la Cruz, el chasqui libertador.

Las mujeres visten atuendos coloridos con canastos llenos de maíz y los hombres, terno azul. Uno de ellos lleva una bandeja con mazorcas de maíz.Francisco Vallejo Tipán dice que es la primera vez que desfilan y esta vez lo hicieron para difundir la historia de su ancestro: Lucas Tipán de la Cruz, quien fue el chasqui (mensajero) de Antonio José de Sucre y el libertador Simón Bolívar. Orgulloso dice que seis familias (325 integrantes) son sus descendientes.

Atrás de ellos van más familias como los Coello, de San Vicente de Yaruquí, los Vilatuña del barrio Moca, los clubes de Chagras La Puya, Tradiciones de Píntag, Espuela Dorada, de la hacienda La Huigra de El Carmen (Manabí). También estuvieron representaciones de cooperativas de ahorro y de negocios comerciales de la ciudad de Sangolquí.

Según Rubén Almeida, uno de los tres jueces de los chagras, participaron 1 500 jinetes.

Este chagra, de 61 años, junto con Guillermo Guarderas y Eduardo Flores calificaron al mejor grupo en varias categorías.

Los chagras avanzan por la última calle para pasar por la tribuna frente a las autoridades.

Cristian Cisneros lleva en su espalda varias clases de maíz y una mula que carga un recipiente con la chicha de maíz, para beber en honor la cosecha del grano.

Califique
2
( votos)