Tiempo de lectura: 1' 37'' No. de palabras: 254

Las fuertes lluvias que Santa Elena soportó la semana pasada ocasionaron un aumento de la cantidad de crudo que suele emerger del subsuelo. El fenómeno ocurrió en un canal en Punta Carnero (Salinas).

El Ministerio del Ambiente monitorea que el hidrocarburo no llegue al mar. Ayer, 150 personas trabajaban en el sitio.

Daniel Castillo, director de Ambiente de la Península, dijo que el afloramiento de hidrocarburo es un fenómeno natural. “No es un derrame ni una fuga”.

El canal donde se detectó el problema mide 11 kilómetros. Recoge el agua lluvia de varias zonas de Salinas y La Libertad.

“Usualmente en el trayecto aparece una película de hidrocarburo, una ligera lámina. Pero con los aguaceros se concentró más crudo de lo usual”, indicó.

Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, la Península ya registra 31 milímetros (mm) de lluvia. La cantidad normal para enero es 40 mm.

El canal de Punta Carnero fue reforzado con tubos y sacos con arena. Para extraer el crudo, las empresas Pacifpetrol y la estatal Petroecuador, encargadas de extraer y tratar el crudo, colaboraron con carros cisternas. El material fue depurado en sus aljibes.

La secretaria de Gestión de Riesgos, María del Pilar Cornejo, explicó que este es un problema recurrente en Santa Elena. “En esa provincia los afloramientos se encuentran a menos de 80 centímetros. Con las lluvias, el agua hace que el petróleo aflore al ser menos denso”. Dijo que buscan soluciones a largo plazo.

Califique
2
( votos)