Tiempo de lectura: 4' 45'' No. de palabras: 782

Todos los días, de lunes a sábado, 200 camiones transportan rosas y flores desde los cantones Cayambe y Pedro Moncayo, ubicados en el norte de Pichincha, hacia el aeropuerto Mariscal Sucre.

En el 2011, el sector floricultor exportó 117 000 toneladas de rosas, según el Banco Central. El 66% de la producción se concentra en la provincia de Pichincha, incluido el cantón Mejía.

En Cayambe y en Tabacundo, esta última conocida como la ‘Capital mundial de la rosa’, hay 223 empresas florícolas. Ahí centenares de personas empacan con cuidado miles de tallos de rosas, claveles, astromelias, crisantemos, gypsophilas, entre otras especies.

La noticia sobre la apertura del nuevo aeropuerto de Quito, que se construye en Tababela, genera mucha expectativa especialmente entre los sectores productivos de la Sierra norte.

Según Andrés Dávalos, presidente de Expoflores, regional Cayambe, la entrega que realiza un camión desde las plantaciones a las más de 30 agencias de carga, ubicadas en los alrededores del aeropuerto Mariscal Sucre, puede durar hasta nueve horas.

Con la nueva terminal aspiran reducir a la mitad de tiempo el despacho de flores de exportación que salen a los mercados de Estados Unidos, Rusia, Europa...

Dávalos asegura que entre las ventajas, además de la cercanía, están evitar el ingreso a la ciudad de Quito, que tiene un alto tráfico vehicular, y las limitaciones como la aplicación del pico y placa.

El sector floricultor ocupa el cuarto lugar en exportaciones del país, luego del petróleo, banano y camarón.

Sin embargo, el aeropuerto de Tababela todavía tendría temas pendientes. Dávalos asegura que se requiere, por ejemplo, la construcción de un centro de consolidación, para simplificar los trámites que realizan los agroexportadores de flores en un solo lugar.

Ese centro, según Dávalos, permitiría la entrega de toda la carga exportable en un solo punto. En el caso de las rosas, asegura, también se evitará una excesiva manipulación ya que requieren conservarse a bajas temperaturas.

Además, las características técnicas del nuevo aeropuerto, como la pista de 4 100 metros, también traería otra ventaja.

Para Santiago Luzuriaga, subgerente de Bella Rosa, la nueva pista posibilitaría aumentar la capacidad de carga de las aeronaves. “Eso puede reducir el costo del flete, que en el caso del Ecuador es más alto que Colombia, uno de los dos principales competidores de los floricultores”.

El aeropuerto de Tababela también genera expectativas en Imbabura que hasta el año anterior registró 238 hectáreas de flores y rosas cultivadas y en Carchi con 138 hectáreas.

Además, unos de los argumentos de la actual administración del Municipio de Ibarra para la desaparición del aeropuerto Atahualpa, de Ibarra, fue la cercanía de la terminal de Tababela (estimada en una hora y media).

Mishel Saud, presidente de la Cámara de Comercio de Ibarra, cree que se debe mantener al aeropuerto Atahualpa. “Si bien el aeropuerto de Quito es importante por la cercanía a Ibarra nos preocupa el costo por servicios”.

En la provincia del Carchi también destacan la cercanía de la nueva terminal aérea. Jairo Herrera, representante comercial de Asproagro, una empresa que se prepara para exportar alcachofas, considera que la ubicación en Tababela es una buena alternativa para los agroexportadores.

La actual vía que conecta a las provincias de la Sierra norte con los cantones de Cayambe y Quito, por el nororiente de Pichincha es solamente de dos carriles.

Por ello, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) realizará un estudio para definir una nueva ruta que comunique a la Sierra norte con Tababela.

Según Bayardo Ramírez, subsecretario del MTOP, zona 1, el Ministerio tiene previsto contratar los estudios para el diseño de la vía, de alta velocidad, que posiblemente cruzaría por el suroriente de Ibarra y Cayambe.

Sin embargo, no hay plazos para la contratación de los estudios y luego la construcción de la vía. Pero está previsto hasta mientras que la actual carretera empate con la Colibrí-Pifo-Y de Cusubamba, que está en ejecución, y que conectará al aeropuerto.

La demanda de flores

El sector floricultor  tiene las temporadas altas en San Valentín, con un aumento de las exportaciones de flores desde el 20 de enero al 10 de febrero.

Los clientes  de los floricultores escogen la agencia de carga para el transporte de las  flores. En Quito, hay 30 agencias que trasladan la carga  al exterior. Llevar  al aeropuerto de Cotopaxi es una propuesta  sin  respaldo.

imagen

Califique
2
( votos)