Tiempo de lectura: 2' 7'' No. de palabras: 333

Una protesta se realizó esta noche en la vía de acceso a la urbanización La Joya, que agrupa 30 756 viviendas donde habitan cerca de 10 000 personas. El ingreso de una línea de transporte, perteneciente a la cooperativa CTP, generó el rechazo de un grupo de habitantes, que se niegan  permitir esa nueva ruta que completa unos 4 kilómetros.

Los reclamos iniciaron aproximadamente las 19:00 y se extendieron hasta cerca de las 21:00, en donde cada vez se unían más personas para reclamar. En ese tiempo se obstaculizó parcialmente el tráfico de esa vía que se conecta con la Av. León Febres Cordero, una de las más transitadas en la ruta perimetral que une a los cantones Daule, Samborondón y Guayaquil.

Según Hamilton Prado, morador, hace un año la misma cooperativa de transporte urbano ingresó a la urbanización, pero tras reclamos de excesos de velocidad, y desorden, los habitantes presionaron por su retiro.

En su lugar, furgonetas, autos y camionetas realizaban ese recorrido, que servía para ingresar a los moradores que no poseen vehículo. Pero tras varios operativos de la Comisión de Tránsito del  Ecuador (CTE), fueron retirados y en su lugar se permitió el ingreso de colectivos.

Ángel Barragán, conductor de la CTP, rechazó la protesta. Aseguró que ya tienen los permisos respectivos que los dirigentes ya les entregaron una especie de instructivo de buen comportamiento en esa zona residencial, con urbanizaciones privadas, para no incomodar a los habitantes.

El problema, según, Jacqueline Pérez, residente que no posee vehículo propio, es que los colectivos se retiran del sitio antes de las 19:00. “Y las personas nos quedamos sin servicio”.

Martha Caicedo, en cambio, dijo no incomodarle la presencia de esos buses.

Tras la intervención de policías y miembros de la CTE, los cinco colectivos que estaban en el sitio fueron retirados para evitar mayores desmanes. El tráfico vehicular se normalizó pasadas las 21:00.

Califique
2
( votos)