Tiempo de lectura: 2' 18'' No. de palabras: 319

La actividad en el Matadero Municipal, sur de Guayaquil, fue irregular esta mañana. La jornada estuvo marcada por la protesta de los encargados de faenar el ganado.

Unas 30 personas se resistieron a laborar y rechazaron las nuevas tasas municipales. De USD 4,45 subió a UD 9,25 por res. En enero será de USD 15 de acuerdo a lo resuelto por el Concejo Cantonal.

Marcos Loor, dirigente, consideró absurdo el incremento ya que "toda la ganancia se la llevará el Municipio". E insistió en mantener una reunión con el Alcalde Jaime Nebot para exponerle la situación de quiénes allí laboran.

Wilson Martínez, uno de los introductores de ganado desde Loja y Zamora, solicitó públicamente al Cabildo una revisión de la medida. Y se mostró preocupado pues tiene reses en el camal por 48 horas. "Por la deshidratación se pierde un 20% del peso de cada animal".

Los manifestantes se agruparon para ir a buscar una reunión con el gobernador del Guayas, Roberto Cuero, para que medie en la situación.

Este día, desde muy temprano, el camal estuvo vigilado por la Policía Metropolitana. Solo atendió el área de ganado menor: porcino y caprino.

Rómulo Chedraui, jefe del matadero, explicó que el Cabildo, luego de siete años, decidió revisar la tasa de faenamiento. "Después de un estudio del Departamento Financiero del Municipio, se concluyó que se debe escalonar el aumento atado al salario básico". E hizo una relación con otros camales: Quito USD 23 por res, Cuenca 21, Riobamba 12, Ambato 14, Nobol 10,60 más USD 5 por traslado...

En el Camal Municipal se faenan unas 500 reses diarias, cerca de 90 000 al año. De allí sale el 60% del abastecimiento de la carne en la ciudad. Además están unos 450 cerdos y de 20 a 50 chivos por día.

Allí trabajan 120 personas entre ingenieros en alimentos, médicos veterinarios, ingenieros industriales, faenadores y personal de limpieza.

Califique
2
( votos)