Tiempo de lectura: 1' 55'' No. de palabras: 305

La presencia de los aspirantes a vigilantes de tránsito en las calles céntricas de Cuenca ya es familiar. Durante el fin de semana, por tercera ocasión, los 220 hombres y mujeres salieron a cumplir sus prácticas.

Desde diciembre pasado, los seleccionados iniciaron un proceso de formación riguroso que se extenderá hasta abril próximo. A partir del 12 de enero, tras la graduación, estos agentes civiles municipales se encargarán de controlar la seguridad vial, movilidad y tránsito en el cantón.

Estarán bajo la administración de la Empresa de Movilidad (EMOV EP), que maneja la competencia de tránsito (excepto la entrega de licencias) transferida por el Gobierno al Municipio de Cuenca en abril pasado, conjuntamente con Guayaquil y Quito.

Ayer los aspirantes se dividieron en dos turnos (de 08:00 a 13:00 y de 13:00 a 18:00) y se ubicaron en sitios de mayor congestión vehicular: Centro Histórico, feria libre El Arenal, Terminal Terrestre, 10 de Agosto, 9 de Octubre, entre otros.

“La tarea del fin de semana fue precautelar la seguridad de los transeúntes, alertar sobre el uso correcto de los pasos cebra y las señales viales”, señaló el aspirante Juan Pillaga. También dirigieron el tránsito a propósito de los frecuentes pases del Niño.

Darío Tapia, gerente de la EMOV, señaló que estas actividades son el complemento a la teoría que ven de lunes a viernes en la Escuela de Baguanchi.

Además, precisó que de aquí en adelante será frecuente ver a los aspirantes en las calles, para que empiecen a familiarizarse con la gente y la actividad que deben cumplir.

En Cuenca hay 85 000 vehículos y existen zonas conflictivas, como la subida de El Vado, de ingreso al Centro Histórico, por donde a diario circulan alrededor 26 000 automotores.

Califique
2
( votos)