Tiempo de lectura: 3' 3'' No. de palabras: 491

guayaquil@elcomercio.com

Con el celular en la mano, centenares de personas quisieron registrar ese histórico y mágico momento. Fue cuando entró a funcionar oficialmente la Fuente de Agua Monumental, que el Municipio de Guayaquil inauguró sobre el estero Salado.

Una de ellas, Darla Cornejo (13 años), grababa en video, en su BlackBerry, cada una de las presentaciones de formas y colores que se mostraban frente al Malecón del Salado, entre los puentes del Velero y 5 de Junio.

Ella llegó junto a su mamá, Mayra Núñez, motivada por una publicidad vista en televisión. “Voy a bajar los videos a la computadora para hacer un fondo de pantalla”.

A un costado Alejandro Martínez tomaba fotografías. Desde ese mismo sitio, frente a la ciudadela Ferroviaria, transmitía las fotos vía correo a su papá, José Martínez, quien reside en Madrid. “Él no me quería creer que aquí estaban haciendo una pileta parecida a la de Barcelona y ahí le estoy mandando las pruebas”.

La noche del domingo el tránsito sobre el puente del Velero, que conecta la calle Aguirre con la avenida Barcelona, así como en la avenida 9 de Octubre y el puente 5 de Junio, colapsaron.

Por la cantidad de personas que llegó a pie y en vehículos a espectar la inauguración de esta obra, el tránsito se paralizó.

El trabajo del personal de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) resultó insuficiente.

Cuando se encendió la fuente lanzó una diversidad de chorros y formas multicolores que arrancaron los aplausos de los presentes, quienes abarrotaron las instalaciones del Malecón del Salado y de la Ferroviaria.

Julio Alfaro, un turista argentino, destacó que pudo ver este espectáculo de forma gratuita. “En Lima hay un parque con una decena de fuentes pero hay que pagar para ingresar”.

La obra fue construida por la firma Ghesa Ingeniería y Tecnología SA de España a través de Hispaniworld SA, su empresa representante en el Ecuador. Olmedo Velásquez, presidente ejecutivo de la compañía, dijo que la fuente funcionará de martes a domingo.

Sobre el espejo de agua, de 30 metros de altura, y a los acordes de Guayaquil de mis amores, y de Guayaquileño madera de guerrero, se proyectaron imágenes de varios puntos turísticos de la urbe. Cientos de personas permanecieron pasadas las 21:00 maravilladas de la fuente y paseando en familia a lo largo del Malecón del Salado. Mientras fuegos artificiales terminaron de iluminar la noche festiva.

Con equipos modernos
La pileta cuenta  con un moderno equipo láser con el que se proyectan  distintas figuras alegóricas sobre el agua.  
Posee un  géiser  de 40 metros y  64 vertidores que elevan el agua   20 metros. Estos permitirán, sobre una pantalla de agua como cine, proyectar videos.
La fuente  fue construida sobre una superficie de 1 600 m².

Califique
2
( votos)