Tiempo de lectura: 1' 42'' No. de palabras: 216

Manabí, Los Ríos, Guayas, El Oro y Loja son las cinco provincias declaradas en estado de excepción. Ayer, el presidente, Rafael Correa, mediante el decreto ejecutivo 1089, dispuso la normativa que permitirá implementar acciones de prevención y enfrentar el impacto de la temporada invernal.

La medida que durará 60 días también dispone la movilización nacional, policial y militar. Asimismo, ordena al Ministerio de Finanzas facilitar los recursos económicos necesarios para enfrentar los problemas.

María del Pilar Cornejo, Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), en un oficio enviado el pasado 7 de este mes solicita al Presidente la declaratoria de estado de excepción. Los datos de esta Cartera de Estado señalan que en las cinco provincias hay 344 damnificados, 10 fallecidos, 3 883 albergados y 138 viviendas destruidas.

Por su lado, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), precisó que en Guayas y Manabí existen unas 30 000 hectáreas comprometidas. De estas 21 000 están afectadas y 9 000 perdidas.

Los cultivos más dañados son: arroz, caña, cacao y banano. Las pérdidas ascienden a USD 11 millones. Entre las alternativas para ayudar a los agricultores están: entrega de semillas, urea, pesticidas y la ejecución del seguro agrícola. Uno de los cantones que registra mayores inconvenientes es Salitre (Guayas).

Califique
2
( votos)