Tiempo de lectura: 2' 11'' No. de palabras: 356

Con la venta de tamales y rifas, 200 jóvenes de Loja lograron financiar su viaje a Río de Janeiro para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana confirmó la participación de 2 400 jóvenes en la cita.

Según el párroco de la catedral de Loja, Carlos Jiménez, desde hace dos años los grupos de la Pastoral Juvenil emprendieron una cruzada para cubrir sus gastos.

Durante su participación presentarán obras de teatro en la que abordarán temas como drogas y alcoholismo que afecta a la juventud. También contarán sus experiencias de la importancia de la juventud en la iglesia.

De Cuenca también viajó una delegación de 73 jóvenes y sacerdotes. Entre ellos se fue Giovanni Méndez, quien desde hace 25 años trabaja como misionero y con las juventudes. Él en su página en Facebook ayer contaba el periplo de la delegación por el aeropuerto Guarulhos, de Sao Paulo, el paseo por la Plaza Efigenia y la expectativa por el encuentro con el papa Francisco.

Desde Radio Católica de Cuenca se informó que hace 15 días partió el primer grupo de jóvenes cuencanos. El viaje lo hicieron por tierra. Otro grupo de las pastorales salió el lunes pasado.

Según el padre Rubén Parra, también partieron en diversos grupos de Quito a partir del domingo 14 de julio.

En Tungurahua, 100 chicos de la Diócesis de Ambato y de grupos como Lazos de Amor Mariano, Juan XXII y Camino Neocatecumenal viajaron entre el lunes y viernes pasados.

Miguel Quinteros, responsable de la Pastoral Juvenil de Ambato, explicó que a la delegación acompañaron cuatro sacerdotes y ocho religiosas. La organización del viaje se inició el año pasado. Para financiar el viaje aportaron párrocos y la autogestión de los padres.

Por la parroquia Jesús del Gran Poder fueron dos chicas. Kasandra Chavarri, coordinadora del Grupo Juvenil de la parroquia Jesús del Gran Poder, aseguró que el alto costo de pasajes y estadía impidió que más jóvenes viajen.

Califique
2
( votos)