Tiempo de lectura: 3' 20'' No. de palabras: 477

Dos decomisos de maquinaria pesada, que realizaba extracción minera ilegal en Loja, se realizaron este mes. En ambos operativos participaron militares, policías y técnicos de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom) de Loja.

El primer operativo se cumplió el 7 de este mes en la quebrada Zhugsho-El Vergel, perteneciente a los cantones fronterizos de Celica y Macará. El segundo fue el 18 en el río Pindo de la parroquia Santa Rufina, en el cantón lojano de Chaguarpamba.

En los dos casos no hubo detenidos porque los responsables no estaban en esos lugares. La maquinaria y herramientas eran utilizadas para la explotación ilegal de oro y material pétreo. Fueron retiradas y decomisadas y se encuentran en custodia.

Según un informe de Arcom, en cuatro hectáreas de la zona de Zhugsho-El Vergel se localizaron campamentos con vivienda y alimentos para los trabajadores. Allí, se decomisaron dos excavadoras, 54 tanques de combustible y un generador de luz. Esta maquinaria se encuentra en las unidades militares de Macará y Celica.

Vicente Balseca, coordinador de Arcom en la provincia de Loja, dice que tienen un mapa donde se encuentran los yacimientos de oro y otros minerales y así pueden identificar las zonas de extracción para realizar los operativos.

En Chaguarpamba, el operativo fue coordinado con la Policía y las Fuerzas Armadas. Retuvieron una excavadora, que fue trasladada al campamento de la compañía Hidrovo Estrada.

También, decomisaron un tanque de oxígeno, 15 canecas con diésel, seis tanques metálicos, un reservorio con diésel, tres dragas, un generador eléctrico y otros equipos, señala el comandante de la Subzona 11 (frontera) de la Policía, Galo Cobos.

En Chaguarpamba se realizó el operativo durante la madrugada y no se presentaron desmanes, dice Cobos. Los funcionarios de Arcom Loja se comprometieron a coordinar con la Policía otros operativos para evitar que la explotación minera ilegal prolifere.

En ambos casos, señala Balseca, no cuentan con ninguna documentación que le autorice laborar en esos sectores.

Según Cobos, los mineros utilizaban químicos como mercurio para la extracción de oro. “Los desperdicios eran arrojados y contaminaban totalmente el río Pindo. El mercurio se encontró regado en las orillas”.

Balseca aclara que este problema es una de las mayores afectaciones al ambiente porque el mercurio contamina el agua de este afluente y afecta a las zonas agrícola y ganadera.

El funcionario dice que la maquinaria decomisada será rematada, pero no hay una fecha definida. Lo recaudado se invertirá en los trabajos de remediación ambiental de las zonas afectadas.

Balseca explica que en la provincia de Loja existen varios yacimientos de metales como oro y eso incentiva a la minería ilegal. “Estas dos minas ilegales no tenían más de cuatro meses de funcionamiento”.

Califique
2
( votos)