Tiempo de lectura: 0' 52'' No. de palabras: 132

Con una ácida critica a la actual administración municipal de Guayaquil, así inició el presidente de la república Rafael Correa su discurso en la llamada Sesión Solemne Popular, organizada por el Gobierno y como respuesta a la organizada por el Cabildo del Puerto Principal.

El Mandatario arribó a la tradicional ciudadela Garzota, en el norte de la urbe, subido en un bus turístico de dos pisos con el techo descapotado.

Pasadas las 18:30 el mandatario aún se dirigía a las centenares de personas que se apostaron a lo largo de cuatro cuadras de la vía principal de la ciudadela.

Sin señalar nombres, Correa criticó las deplorables condiciones de los asentamiento irregulares en el noroeste de la ciudad. Endilgó el problema a las malas administraciones municipales.

Califique
2
( votos)