Tiempo de lectura: 4' 17'' No. de palabras: 659

A pesar de las campañas de vacunación emprendidas por el Ministerio de Salud Pública (MSP), el virus del sarampión se extiende por la Sierra centro.

En la sala de Pediatría del Hospital Docente de Ambato se hallaban internados ayer 33 pacientes con sarampión, cuatro más que el miércoles. Mientras que en Cotopaxi y Chimborazo se investiga a 80 personas que presentaron los síntomas de la enfermedad.

José Izurieta, director provincial de Salud de Cotopaxi, indicó que hay 10 000 dosis para los cantones Salcedo, La Maná y Pujilí. “Las brigadas de vacunación se están focalizando en las zonas altas del cantón Pujilí porque allí los indígenas de Zumbahua se oponen a que sus hijos sean inmunizados”, dijo Izurieta.

Hasta ayer fueron vacunados 19 800 menores, la mayoría de ellos en la parroquia Quisapincha, donde apareció el virus, según informó el director provincial de Salud, Enrique Lana

El cerco epidemiológico se mantendría tres meses más en la provincia de Tungurahua hasta descartar totalmente la presencia del virus, indicó Carlos Castillo, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre tanto, en Ambato el director del principal hospital, Franklin Escobar, explicó que los últimos enfermos provienen de la parroquia Quisapincha, a 30 minutos de la capital provincial.

A la par, ayer 34 brigadas, integradas por dos personas, recorrieron las avenidas, plazas y parques de la capital de Tungurahua con el objetivo de vacunar a niños de entre seis meses y cinco años.

Los brigadistas, uniformados con atuendos de color azul marino y el logo del Ministerio de Salud Pública (MSP) se reunieron en el auditorio del Área de Salud No 1. para planificar

El personal de vacunación se reunió en ese sitio, debido a que el local del banco de vacunas tuvo un desperfecto eléctrico que obligó al personal a trasladar cuatro refrigeradoras y otros equipos a un espacio provisional.

Las guarderías y jardines de infantes. también fueron visitados por las brigadas.

Cada grupo llevaba un termo con 70 vacunas SRP (sarampión, rubéola y paperas). Además, algodón, jeringuillas desechables, una funda roja para los desechos hospitalarios y los certificados de vacunación respectivos para entregar a los niños.

Para este fin de semana se planifica un barrido total de vacunación. El objetivo es encontrar en los hogares a los padres de familia y a sus hijos.

En Tungurahua ya se inmunizaron a 37 000 personas, según las autoridades de Salud. Ayer, desde las 07:00, la concurrencia de los padres de familia con sus hijos a los centros de Salud continuaba.

En el centro de La Medalla Milagrosa permanecía 30 mujeres.


Casos de rubéola se descartan

En el recinto La Reforma, cantón Valencia (Los Ríos), tres menores presentaron síntomas de rubéola. Pero tras analizar las muestras de los pacientes, en el Instituto Izquieta Pérez, se descartó la enfermedad.

La directora de la institución educativa donde estudian los menores dio la alerta de la enfermedad, cuando manifestó que "tres niños dieron positivo de rubéola". Ante esa información, las autoridades de Salud vacunaron a 9 000 personas parar evitar la propagación de este virus.
Luego, José Silva, epidemiólogo del Hospital de Quevedo, aseguró que los análisis dieron negativo.

La rubéola es una infección que afecta a la piel y los ganglios linfáticos. Generalmente se transmite mediante la inhalación de gotitas procedentes de la nariz o la garganta de personas infectadas. También la puede transmitir una mujer embarazada a su hijo antes del nacimiento.

No existe un tratamiento específico contra la rubéola por lo que normalmente se tratan los síntomas del malestar.

El Ministerio de Salud recordó que el 27 de abril pasado se inició una vacunación masiva en el país contra la rubéola. La vacuna fue aplicada únicamente a niños menores de siete años.

Califique
2
( votos)