Tiempo de lectura: 6' 54'' No. de palabras: 1106

Kimberly, de 10 meses, murió en la madrugada del 8 de junio a causa de dengue hemorrágico, denominado grave por las autoridades de salud.

La niña fue atendida en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) del hospital Verdi Cevallos Balda, en Portoviejo.

Esta menor, que residía en el sitio Los Florones, en el sureste de Portoviejo, es la octava víctima mortal del dengue en Manabí, según las estadísticas del Ministerio de Salud Pública (MSP).

En ese asentamiento popular, las casas están en lomas y la maleza abunda. Por la mitad de la barriada, donde viven más de 15 000 personas, en invierno corre el agua que proviene de las quebradas de Monte Santo y Galápagos, atrás del poblado.

Cuatro de los ocho fallecidos vivían en Manta; tres eran niños. La enfermedad también mató a una joven madre que residía en la parte alta de la parroquia Eloy Alfaro, noreste del puerto manabita.

La causa del repunte de esta enfermedad en Manabí (436 casos entre enero y febrero) es la acumulación de agua luego de la fuerte estación invernal. Se recolectaba en tachos plásticos, llantas y hasta tapas de botellas. “Allí viven los insectos transmisores del dengue”, señala Norma Armas, funcionaria de la Dirección Nacional de Salud Colectiva.

En el 80% de las viviendas de Manta hay cisternas para almacenar agua. “Por los tubos y las tapas de los reservorios ingresan los insectos con facilidad y allí depositan sus huevos; esa es agua limpia y es el sitio ideal para la reproducción del aedes aepypti, causante del dengue”, explica.

La enfermedad producida por la picadura del dengue es de cuatro tipos. “Creemos que en Ecuador -dice Armas- el tipo dos es el más letal, el tres y cuatro estarían en Colombia y Perú, pero no se descarta que, además, ya estén en nuestro país”.
“El dengue tipo dos es de efecto rápido, entre uno y cuatro días provoca fiebre alta, vómito y escalofríos”, indica Carlos García Saltos, director del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano.

Actualmente, según el MSP, en Manabí hay 2 701 enfermos por dengue clásico y 52 del complicado, de los cuales 8 fallecieron.

La muerte de Kimberly provocó la renuncia del director del Verdi Cevallos, Julio González, porque hubo cuestionamientos de la ministra de Salud, Carina Vance, en una visita que hizo el 8 de junio.

El ex funcionario dijo que la menor fue llevada por sus padres a inicios de junio en condiciones críticas, antes había sido atendida en una clínica privada “Era una paciente que fue llevada tardíamente al hospital, los enfermos de dengue complicado primero son tratados por médicos externos”, señala González.

En Manta se concentró la epidemia, de enero a mayo, con 700 casos de dengue clásico.

La gente se queja de la lentitud del personal médico en la atención a los pacientes.

Ese fue el caso del hijo de 7 meses de Joffre Mero y Mariana Moreira. El menor murió en Guayaquil el 9 de mayo, luego de que fue enviado del hospital Rafael Rodríguez Zambrano, de Manta, al hospital Francisco Icaza Bustamante, en el Puerto principal.
“Los médicos del Rodríguez Zambrano nos enviaron a Guayaquil con mi niño”, asegura Moreira. La odisea de los Mero duró más de una semana.

“Hubo malos tratos de médicos, enfermeras, gente del área administrativa y de laboratorio, para que al final me digan que mi hijo convulsionó, le dio hemorragia y murió”, recuerda Mariana Moreira. Su esposo pasó toda esa semana en Guayaquil.

Los Mero Moreira viven en la parroquia Los Esteros, en el noroeste de Manta. Esta pareja cree que su hijo pudo haber sido picado por el insecto transmisor del dengue en la zona de Los Esteros. Había acumulación de agua-explica Mariana- en las calles debido a las lluvias que cayeron entre abril y mayo.

Según Moreira, la atención en el hospital no fue inmediata. “A veces creo que los médicos se ponen a adivinar la enfermedad de los pacientes”, dice su esposo.

“Se le hizo dos veces exámenes de plaquetas, en ambos casos estaban muy bajas, lo adecuado hubiese sido que le aplicasen plaquetas y sueros, conozco de personas que salvaron a sus hijos, alquilaron una avioneta y se fueron a Guayaquil en busca de plaquetas”, agrega Moreira.

Las medidas que se aplican

El trabajo para detener la propagación del dengue en Manta, se concentró en una campaña puerta a puerta. “La idea fue concienciar a los habitantes que acopian agua en cisternas, tanques, baldes y demás recipientes plásticos y metálicos para que taparan los sitios de almacenamiento”, señala Verónica Abad, concejala de Manta y titular del Concejo Cantonal de Salud (CCS).

También hubo una campaña de fumigación en las parroquias Eloy Alfaro, Los Esteros y Tarqui, donde se colocó abate (sustancia en polvo para matar las larvas del mosquito) en las cisternas y recipientes utilizados para el acopio de agua potable en las viviendas.

El MSP –explica García- destinó USD 220 000 para comprar medicinas y contratar dos médicos para que atendieran a los 70 pacientes diarios que llegaban, entre febrero y mayo, con síntomas de dengue al hospital Rodríguez Zambrano.

El CCS y el MSP proyectan una campaña para canjear llantas, botellas y tachos por recipientes nuevos. Según Norma Armas, todo está en análisis y el Municipio de Manta tiene la última palabra para que la iniciativa se concrete.

Mientras la nueva campaña entra en vigencia, los esposos Mero Moreira, quienes perdieron a su hijo por el dengue, cuidan a sus otros hijos de 8 y 10 años. “Les aplicó repelente en el cuerpo y ante el primer indicio de molestias gripales los llevó al médico”, sostiene Mariana, la madre.

La enfermedad

Manabí es la provincia más afectada con el dengue a escala nacional. Se registran 2 701 casos de dengue clásico y 52 del dengue complicado.

La otra provincia que le sigue es Guayas con 2290 casos de dengue clásico y 56 del complicado; Los Ríos 1 497; y 3, en El Oro hay 1 045 y 7. Los restantes 1 997 casos fueron detectados en las 20 provincias del país.

Hay 19 víctimas mortales en el país: 8 en Manabí, 5 en Guayas, 2 Santo Domingo; Los Ríos, El Oro, Santa Elena y Pichincha tienen un caso respectivamente.

De Manabí, cuatro personas fallecieron en el puerto de Manta, 3 en la capital de Portoviejo y uno en El Carmen.

Califique
2
( votos)