notas-slider
Cuando los altos funcionarios visitaban una remota provincia de Tailandia siempre les recibían con un gran banquete y luego les ofrecían chicas muy jóvenes "de postre", una "tradición" extendida que ahora copa titulares de prensa.