notas-slider
Una concejala japonesa fue expulsada esta semana de una sesión del pleno municipal de Kumamoto (sur) por acudir con su hijo de siete meses, un gesto con el que buscaba mostrar los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres en Japón para compaginar su vida laboral y familiar.