notas-slider
Los jugadores de Inglaterra y TĂșnez se vieron enfrentados a un rival inesperado: fueron atacados por mosquitos cuando calentaban para debutar en el Mundial de Rusia en Volgogrado por el Grupo G.