Xavier Basantes

La burbuja del consumo se desinfla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 18
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 19

Una de las particularidades en los centros comerciales el año pasado fue que a lo largo de los 12 meses sus locales permanentemente mostraron y ofrecieron promociones y descuentos. Ese fue el fiel reflejo de que el país atravesó -y atraviesa- por una contracción económica. Y en lo que va del primer trimestre de este 2017, esa imagen se repite y también lo corroboran los resultados del Índice de Confianza del Consumidor que periódicamente publica el Banco Central.

Ante la caída en las ventas, las empresas nuevamente recurren a la promoción para tratar de obtener flujo de caja y la competencia en el mercado ahora se desarrolla a través de los precios: bajar precios para obtener liquidez. Incluso las organizaciones lo que más están demandando ahora es personal de ventas. Todos quieren vender más en momentos en que cualquier decisión de compra pasa por la expectativa de ver qué sucederá en las elecciones del 2 de abril. Inclusive los gastos e inversiones en la economía familiar se tomarán luego de la segunda vuelta presidencial: otro auto, nueva casa, la renovación del mobiliario, etc.

Hasta el 2014 y durante la época de bonanza, las personas se convirtieron en meros consumidores; los centros comerciales lucían llenos, llegaron nuevas marcas y ante un mayor poder adquisitivo, ciertas empresas optaron por importar productos para satisfacer la demanda y, en algunos casos, a cualquier precio. Hoy, en época de vacas flacas, esa burbuja del consumo se desinfla, los precios caen y reflejan que el país ha sido caro.

En abril, con el pago de utilidades en aquellas empresas que puedan hacerlo para sus trabajadores, -aunque también tienen un techo, gracias a la visión ideológica de este Gobierno-, se espera que exista oxígeno para que las ventas se recuperen. Por ahora hay síntomas de mejoría en pocos sectores, uno de ellos es el de los vehículos nuevos. Una vez que baje el IVA en dos puntos, también se aspira que las condiciones cambien. Aunque a todos les inquieta lo qué pasará el próximo domingo.