Gonzalo Maldonado

¿WTI a 77,50 en diciembre?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 23
Sorprendido 10
Contento 0

Mientras escribo estas líneas –viernes, muy temprano por la mañana– el barril de crudo WTI se transa a 81,7 dólares, un nivel apenas superior al mínimo de 80,2 dólares del miércoles pasado.

Reviso las series históricas y veo que el precio del petróleo ha registrado once máximos menores consecutivos desde septiembre (en el marco de 4 horas del mercado de futuros), pero son los hechos relevantes de esta semana los que me hacen pensar que esta tendencia bajista no sólo es evidente sino también irreversible.

El miércoles pasado, la Energy Information Administration (EIA) reveló que las reservas de crudo de EE.UU. se incrementaron en nada menos que 7,1 millones de barriles. Esta cifra desbordó las expectativas de propios y extraños que esperaban, en el mejor de los casos, un aumento de 2,9 millones de barriles. (El American Petroleum Institute creía que el incremento sería de apenas 1,2 millones de barriles).

Así mismo, el uso de la capacidad instalada de las refinerías estadounidenses cayó de 88% a 87% esta semana, lo cual indica que la demanda de combustibles es menor a la oferta de crudo existente en la economía.

Para que el precio del crudo revierta su tendencia bajista los países miembros de la OPEP tendrían que recortar considerablemente sus cuotas de producción, algo que parecería difícil de lograr en el corto plazo, sobre todo por la conflictiva situación que se vive actualmente en el Oriente Medio. (De hecho, Arabia Saudita aumentó su producción de crudo en septiembre).

Por todo lo anterior, el mercado está negociando opciones de venta a 77,5 dólares por barril de crudo WTI para mediados de diciembre próximo. Si bien aquel precio sigue siendo muy alto, no deja de enviar una señal de alerta a los países petroleros porque está por debajo de la barrera psicológica de los 80 dólares, un nivel que pocos meses atrás parecía infranqueable.

El petróleo ecuatoriano se vende a seis dólares por debajo del WTI. Si las predicciones del mercado de opciones son correctas, a partir de 2015 el país comenzaría a recibir alrededor de 71,5 dólares por cada barril exportado e incluso menos si las expectativas bajistas se consolidan.

Es indispensable, por tanto, que las autoridades sean conservadoras y prudentes en el diseño del siguiente presupuesto (a pesar de que siempre hayan despreciado esos conceptos). No valdría la pena recortar gastos de inversión únicamente, porque aquellos recursos mantienen en movimiento al aparato productivo y permitirán que tengamos mejores oportunidades en el futuro. Hacer aquello equivaldría a aplicar un ajuste recesivo –“neoliberal” y sin “rostro humano”– como los que criticaron acertadamente y con tanta vehemencia en el pasado. Nada que hacer: una cosa es con violín y otra con guitarra.

@GFMABest