14 de May de 2014 00:02

Violencia de Boko Haram

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El grupo extremista islámico de Nigeria, Boko Haram, comenzó a operar en Camerún, aseguraron altos funcionarios de Defensa de este país conocido por su relativa estabilidad.

"Ahora mismo, Boko Haram nos está infiltrando. El Ejército decidió reforzar el sistema de inteligencia para contrarrestar eficazmente esta amenaza, que parece estar obteniendo apoyo local", declaró a IPS el coronel Didier Badjeck, portavoz del Ministerio de Defensa camerunés.

El gobernador de la región del Extremo Norte, Agustín Awa Fonka, declaró que la precisión con la que el grupo extremista atacó un puesto militar en la provincia, el 5 de mayo, da credibilidad al hecho de que la acción se llevó a cabo con la ayuda de informantes locales.

Camerún comparte su frontera noroccidental con Nigeria, que se extiende hasta el bastión de Boko Haram en el norte nigeriano de mayoría musulmana.

El grupo armado, con vínculos con la red extremista Al Qaeda en el Magreb islámico y con su aliado en Somalia, Al Shabaab, puso los focos mundiales sobre sus actividades tras el secuestro el 14 de abril de más de 200 adolescentes, en una escuela pública de orientación católica en la región de Borno, en su área de influencia, que aún mantiene retenidas.

En marzo, el Gobierno camerunés estableció una serie de puestos militares a lo largo de la frontera en respuesta al grupo islamista, cuyo nombre significa "La educación occidental es un pecado" en el dialecto hausa.

Pero en la madrugada del 5 de mayo, más de 30 presuntos insurgentes de Boko Haram atacaron el puesto militar de Kousseri en la región del Extremo Norte y liberaron a uno de sus miembros detenido allí.

En el proceso mataron a un gendarme y a un civil que se encontraba bajo custodia, e hirieron a varias personas.

En todos los atentados de Boko Haram, "especialmente… contra el puesto militar, se realizaron varias detenciones. El ataque no habría sido posible sin informantes locales, y creemos que vamos a identificar a estos cómplices", destacó el gobernador Awa Fonka.

El funcionario admitió que el ataque contra el Ejército acrecentó el temor de la población local. "Las fuerzas de la Ley y el orden están para proteger a la población. Cuando ellas son las atacadas, se desestabiliza todo el mundo", dijo.

Los agresores son terroristas "sin rostro" que solo pueden hallarse con ayuda de los lugareños. Agregó que "se pondrán en marcha todas las medidas para localizar a los atacantes, o al menos atrapar a sus cómplices".

Los ataques en Nigeria provocaron el desplazamiento de refugiados hacia la relativa seguridad de Camerún. El 6 de mayo, Boko Haram asaltó un mercado en la ciudad fronteriza nigeriana de Gambourou y mató a más de 200 personas, entre ellas cuatro cameruneses.

Unos 3 000 nigerianos, muchos de ellos heridos por la violencia extremista, cruzaron a la ciudad camerunesa de Fotokol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)