Milton Luna

Viejo, mi querido…

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
15 de June de 2013 00:01

'Si no se quitan la anteojera, están jodidos para toda su vida, no solo ustedes sino sobre todo los que están a su lado", nos decía con frecuencia el maestro Fidel Jaramillo en sus clases de historia en el Colegio Mejía. ¿Qué nos quería decir el maestro? Pues averiguamos. Según el Diccionario de Real Academia, Anteojera: "En las guarniciones de las caballerías de tiro, piezas de vaqueta que caen junto a los ojos del animal, para que no vean por los lados, sino de frente". Entonces concluimos que el profesor nos quería transmitir que no nos obsesionáramos ni encegueciéramos con lo que fuere, que debíamos mirar a todos los lados, sin dogmatismo, que aprendiéramos a reflexionar, a escuchar, para dar los siguientes pasos. Si no, haríamos lo que hace el animal, por instinto, avanzar sin medir las consecuencias, no ver y en su carrera atropellar con todo lo que se ponga delante.

Otro maestro de la vida, Ángel Miguel, en casa nos decía a sus hijos: "Cuando tomes una medida que afecta a los otros, piensa siempre que ese otro puede ser tu madre, tu padre o tu hijo. Eso te hará más justo, más sabio en la decisión que tengas que tomar"… "No hagas a otro, lo que no quieres que a ti te hagan"… "Recuerda que el mundo da las vueltas… hoy estás arriba, con poder y dinero, mañana es probable que vivas todo lo contrario"… "No escupas al cielo"…. "La mejor enseñanza del padre, es su ejemplo".

El emblemático luchador universal, Nelson Mandela, decía: "La honradez, la sinceridad, la sencillez, la humildad, la generosidad sin esperar nada a cambio, la falta de vanidad, la buena disposición a ayudar al prójimo… son la base espiritual de una persona".

El recuerdo de estos tres personajes está relacionado con tres hechos de esta semana: el Día de Padre, la enfermedad de Mandela y ante todo la noticia de los estudiantes del Central Técnico que por un error por el que ya fueron castigados varias veces prolongan un martirio, que en vez de formarles para el amor, les siembra miedo y rencor : "La situación golpeó emocionalmente a los jóvenes quienes ahora no pueden terminar sus estudios y se encuentran a la espera de la audiencia llenos de incertidumbre. Sus padres, quienes por temor prefieren no identificarse aseguran que el hecho ha devastado a sus familias y ha llevado a los jóvenes a la depresión". EL COMERCIO del 8 de mayo del 2013. Se habla de intento de suicidio.

"Poco importó el llanto de las madres de familia que se encontraban presentes en la sala 3 de la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía al escuchar que el fiscal… pedía que los 12 ex alumnos del Colegio Central Técnico fueran llamados nuevamente a juicio". EL COMERCIO del 13 de junio del 2013.

Que este Día del Padre amemos y aprendamos de los viejos. Que la autoridad de "justicia" se inspire en los ojos de sus hijos para dar sus siguientes pasos.