Jorge Ribadeneira

Últimas, joven de 74

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
7 de October de 2012 00:03

Vespertino, quiteñazo, setentón, rejuvenecido, animoso, mesurado son algunas de las características de Últimas Noticias, el diario de la tarde que no se deja vencer por los años ni por las tentaciones. El miércoles se presentó con novedades en su figura y en su contenido, mereciendo una cordial acogida del público. Nació tabloide y como tal ha de vivir hasta la consumación de los siglos, aunque otros periódicos con igual horario han preferido cambiarse a matutinos. Su escenario y su preocupación se fijan fundamentalmente en una ciudad que se hace querer y ha crecido sin tregua durante los casi 15 lustros transcurridos desde la aparición de Últimas.

Es una historia interesante que se inició hace más de 100 años -al comienzo del famoso siglo XX y sobre todo en 1906- cuando Quito y el Ecuador eran un hervidero político, con dos partidos claves. El liberal -triunfante pero cada vez más dividido- y el conservador, vencido pero dispuesto a la lucha. La situación se reflejaba en la presencia de un buen número de periódicos tabloides y transitorios, generalmente semanarios o bisemanarios dispuestos al enfrentamiento sin tregua, como trincheras antes que centros de información, con figuras -como Manuel J. Calle o Luciano Coral- y un buen número de voluntarios dispuestos a la contienda. Los gobiernos aportaban también con una cuota periodística.

Dos jóvenes provincianos -los hermanos César y Carlos Mantilla Jácome- llegaron a Quito para estudiar, pero con espíritu de trabajo y con visión empresarial instintiva. Se dedicaron inicialmente al transporte, impulsando con esfuerzo y buenos resultados una agencia de coches. Un día de esos -cuando tenían 29 y 27 años- analizaron que la ciudad y el país requerían un periódico independiente, que no sea un órgano partidista o gubernamental. El 1 de enero de 1906 circuló -modesta pero resueltamente- EL COMERCIO, cumpliendo con los requisitos de ley y mostrando en sus páginas y el esfuerzo total de los fundadores, quienes lograron la proeza de no ver morir a su diario, como sucedió con otras publicaciones de la época. En 1935 los hermanos se separaron. Carlos y sus hijos, Carlos y Jorge, asumieron el periódico. César y los suyos los cines de la ciudad.

La fundación de un vespertino y el nacimiento de una emisora fueron los objetivos del trío que se hizo cargo de EL COMERCIO. Últimas circuló el 8 de junio de 1938 y Radio Quito se hizo oír en 1940. Últimas Noticias cumplió ya, aunque no parezca, 74 años, cuando los fundadores y los pioneros han sido reemplazados en su liderazgo por doña Guadalupe Mantilla, quien superó los prejuicios machistas y enfrenta una de las épocas más complejas y difíciles de la historia del periodismo nacional, dispuesta a emular y aun superar a sus antecesores. Lo hace, entre otras cosas, modernizando al Grupo EL COMERCIO, como ya sucedió con Últimas, confiando en el futuro del país.