8 de May de 2010 00:00

¿Socialismo siglo XXI?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Germán Rodas Chaves

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La lucha política y social entre los seguidores del pensamiento de la “sociedad de Mont Pelerin” (Milton Friedman y Friedich Von Hayek) y quienes se opusieron a este modelo económico y social produjo en la región un cambio de época. Tal contradicción abrió las puertas, en algunos sitios, a lo que debe reconocerse como post-neoliberalismo. En el país los actores de esta corriente se atrincheraron en el discurso del cambio mientras, a contrapelo, impulsaron un novedoso sincretismo político al que denominaron socialismo del siglo XXI, que ha intentado actuar a manera de reemplazo de las ideas que históricamente han sustentado la praxis de un nuevo orden.

La ingeniería política que permitió al socialismo del siglo XXI asirse a un discurso en contra del pasado también fue posible debido a la frustración colectiva que se había provocado en el Ecuador luego de la crisis financiera. Su propuesta de cambio radical convocó a una diversidad social y política. La ilusión de mejores días les favoreció electoralmente, además, debido a que propusieron un nuevo país.

Ha pasado algún tiempo del gobierno de Alianza País y ahora es indispensable, desde la convicción socialista y a partir de la constatación de la realidad, afirmar que las políticas que se han promovido en este período son, en muchos casos, vasos comunicantes que unen la sociedad caduca con la postneoliberal. Ecuación que no conduce al socialismo ni que define al ejercicio del actual Gobierno como socialista. Aquello ha ocurrido debido a que los protagonistas del autodenominado socialismo del siglo XXI provienen de diversas concepciones ideológicas y de variadas experiencias políticas. Precisamente por lo anterior, en algunos casos, han puesto distancias con la doctrina socialista a manera de exorcismo indispensable para sus conciencias.

Es pertinente esta constatación para impedir confusiones y porque la historia de las ideas no puede ser tergiversada a propósito de las piruetas de coyuntura o de los carnavales mediáticos de la propaganda.

El Partido Socialista celebra 84 años y su actitud de asumir una postura crítica frente al régimen debe contribuir para que el postneoliberalismo retome compromisos iniciales y abandone actitudes que desconocen lo plural y diverso del Ecuador.

Los socialistas han optado por un reto de enorme trascendencia que recupera la tradición de lucha de importantes militantes suyos como Jorge Carrera Andrade, Benjamín Carrión, Manuel A. Aguirre, Laura Almeida, Jorge Reynolds, Telmo Hidalgo, Edelberto Bonilla, Guadalupe Larriva, entre otros. Es, además, una determinación que marca un contrapeso necesario en el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)