Oswaldo Jarrín R.

Soberanía condicionada

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
30 de July de 2013 00:01

Cuando las decisiones políticas se subordinan a los intereses de la nación, se las considera soberanas; pero cuando estas decisiones obedecen a propósitos protagónicos basados capciosamente en la defensa de derechos universalmente aceptados, como la libertad de expresión y la defensa de la privacidad, no dejan de ser irónicas cuando son contrastadas con la realidad en la que se toman esas decisiones.

El caso Snowden, por ejemplo, ha dejado traslucir, sin que sea novedad, la forma en que los Estados obtienen información a través de agencias, fuentes electrónicas, satelitales y de espionaje, universalmente condenadas pero igualmente utilizadas por los países, porque no obstante haber dejado de existir la "doctrina" de la seguridad nacional como tal, las connotaciones de la seguridad, como bien público internacional, se relacionan con la protección de la población, validez de la ley, garantía del cumplimiento de tratados, prevención del terrorismo y de actividades del crimen transnacional. Son permanentes y de responsabilidad colectiva; por lo que, cuando haya bajado la tensión internacional, los países acordaran normas y procedimientos legales que limiten y a la vez faculten compartir más estrechamente la información e inteligencia.

El caso Assange-Snowden, al haber escalado a nivel de crisis internacional, también ha puesto de manifiesto que los Estados son sistemas complejos con gran capacidad de influencia en el sistema internacional debido a que ninguno de los aspectos, económicos, políticos, ideológicos funcionan en forma desarticulada .

Cualquier oportunidad es propicia para destacar las contradicciones socio económicas de los países del centro con los de la periferia, con un tradicional y atrayente sentimiento antiimperialista.

Se demuestra así que 'el fin de la historia', según Fukuyama, fue apenas una vaga ilusión y que más bien en la globalización la interdependencia e interacción entre los Estados generan responsabilidades comunitarias para actuar en la defensa colectiva de ideologías, en un retorno al modus operandi de confrontación como el de la Guerra Fría.

Es por esta razón que el lamentable impasse sufrido por el Presidente de Bolivia ha ido mucho más allá de la exigencia de disculpas. Ha servido para demostrar solidaridad regional y una brillante oportunidad para profundizar la ideología de un bloque regional al que se lo hace aparecer victimizado.

Esta responsabilidad comunitaria es también oportunidad para una disputa por el liderazgo regional que defienda los intereses del bloque que se los considera fusionados con los intereses nacionales de los países miembros. De esta manera la soberanía pasa a ser argumento base para crear una doctrina de defensa, con la formación 'política e ideológica' de los militares, como la que se programa en la Escuela de la Alba, para impedir la agresión del imperio que fantasiosamente se cree que invadirá su "patio trasero", cuando de lo que se trata es más bien de promocionar artificiosamente su revolución.

​Ex Ministro de Defensa