Carlos Jaramillo

Sistema diferente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
14 de April de 2012 00:02

Hace pocos días anunció su retiro Rick Santorum, principal oponente en la contienda primaria para la selección del candidato del Partido Republicano, con lo cual se despeja el camino para que Mitt Romney enfrente a Barack Obama, Demócrata, en los comicios por la Presidencia de Estados Unidos, para el período 1913- 1917.

El proceso electoral del país más poderoso del mundo es complejo y probablemente único; rige desde la ratificación de su Constitución Federal en 1787 y permite que el ungido no sea necesariamente el candidato que obtenga el mayor número de sufragios en toda la nación, lo cual ha sucedido en 17 ocasiones, la última de las cuales el año 2000, cuando resultó electo George W. Bush.

Este sistema de elección indirecta contempla la conformación de un Colegio Electoral, compuesto por 538 delegados de los 50 Estados y la capital, Washington. Cada Estado tiene derecho a un número de electores en relación con su población y el partido que alcanza el mayor número de votos en un estado, así sea con mínima diferencia, obtiene el total de electores de esa jurisdicción. Esta votación se efectúa “el martes siguiente al primer lunes de noviembre”, como reza la Constitución de ese país, y los triunfadores se reúnen en enero para cumplir el formulismo de elegir al Presidente de la República, pero, en realidad, el resultado ya se sabe en noviembre.

EE.UU. tiene más de 100 millones de electores registrados; el voto es voluntario y la enmienda 22 de la Constitución señala que ningún ciudadano puede ser elegido Presidente más de dos veces.

Mientras tanto, en Venezuela hay incertidumbre sobre el verdadero estado de salud del coronel Chávez, quien adolece de cáncer recurrente y está sometido, en Cuba, a un tratamiento de radioterapia después de dos operaciones. Luego de 13 años en el poder, se propone terciar para un nuevo período de seis años, en los comicios que tendrán lugar en octubre, esta vez frente a Henrique Cardoso, candidato único de la oposición.

En Ecuador, en una demostración más de la situación de transparencia que impera…, se aplazó la elección presidencial para el 17 de febrero del 2013 y, pese a que aún no ha hecho ningún anuncio oficial, se da por seguro que, tras cinco años en el cargo, el economista Correa optará por la reelección. En cambio el vicepresidente, Lenín Moreno, ha decidido no volver por ahora a las urnas.

Pese a las exhortaciones de diversos sectores para que depongan ambiciones los precandidatos y “chimbadores” de oposición y formen un frente único para estos comicios, igual que en Venezuela, la respuesta ha sido nula, lo cual hace prever que se repetirá la proliferación de aspirantes al sillón de Carondelet y debe provocar más de una sonrisa entre los dirigentes de la Revolución Ciudadana.