César Augusto Sosa

La banca, un negocio menos rentable

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 49
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 12

Hasta mayo del presente año la banca privada del Ecuador registró utilidades por 81,6 millones de dólares. Si bien es destacable que el sector muestre resultados positivos, ese monto representa una caída del 38% comparado con los primeros cinco meses del año pasado, según las estadísticas publicadas por la Superintendencia de Bancos.

El sector bancario del país está compuesto actualmente por 22 entidades, una menos que el año pasado, ya que Cofiec salió del mercado y ahora está dedicada a las cobranzas. 
De las 22 entidades operativas en la actualidad, dos bancos registraron pérdidas hasta el mes pasado. Y si bien el resto obtuvo ganancias, solo uno ganó más respecto al año pasado.

La caída de utilidades se registró básicamente en los cinco bancos más grandes, que explican el 75% de las utilidades del sector.
La rentabilidad de la banca se ha venido deteriorando en el último año como un reflejo de lo que también ocurre con la economía del país. Hasta mayo del año 2015, por cada 100 dólares que ponían los accionistas en el patrimonio de los bancos obtenían 10,4 de ganancia.

Actualmente, por esos mismos 100 dólares consiguen solo USD 6. Para un inversionista, ese nivel de ganancias es poco atractivo, ya que el mercado ofrece otras opciones con rentabilidad similar y sin el riesgo de lo que significa operar un banco.
 Lo anterior tiene varias implicaciones y una es la venta del Banco del Pacífico, propiedad del Estado.

El Gobierno anunció que venderá varios activos estatales, entre ellos el Pacífico, para financiar el gasto público en medio de la actual crisis económica. La rentabilidad de este banco se movió en la misma línea del mercado y cayó cuatro puntos el último año (del 10,4% a 6,4%), lo cual afecta su valoración, ya que muestra que el negocio bancario en Ecuador es poco rentable.

Y eso no es solo por la situación económica del país sino por la cantidad de regulaciones y limitaciones para las entidades y sus administradores.