Jorge Ribadeneira

Reelección y re-reelección

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
13 de January de 2013 00:01

El politólogo chileno-estadounidense Arturo Valenzuela suscribió un comentario sobre los temas más importantes de América Latina en el fenecido año 2012 y los presentó así: 1) la reelección del presidente Chávez, 2) el proceso de paz con las FARC colombianas, 3) el impacto de China en la región, 4) el fenómeno de la reelección en América Latina, 5) la importancia de la población latina en los Estados Unidos. Interesante el quinteto de opiniones y elocuente que el primer punto se refiera a un suceso que, por sus características, se ha convertido en una noticia mundial y que aún no tiene desenlace por el secretismo respecto a la salud del Presidente venezolano.

El tema de la reelección presidencial y hasta de la re-reelección tiene una larga, anecdótica y aun tortuosa historieta en América Latina, con un buen número de personajes que se perpetuaron en el poder, algunos de los cuales cumplieron el papel de dictadores y hasta tiranos escudándose en las elecciones. La lista es interesante y contempla desde el mexicano Porfirio Díaz, 27 años en el mando y siete elecciones, hasta el paraguayo Alfredo Stroessner, 1954-1989 en el poder, el dominicano Joaquín Balaguer, seis triunfos. Más tarde la nómina fue creciendo y una reacción regional fue acudir a la elección simple, por cuatro años generalmente, como sucedió en el caso ecuatoriano, incluyendo la era Velasco Ibarra, con caídas y todo. En Estados Unidos funcionó la reelección múltiple en los años treinta, en los tiempos de Franklin Delano Roosevelt, durante las jornadas de la Segu nda Guerra Mundial. Luego, en la Unión se estableció, ya para siempre, sin duda, la modalidad de una reelección inmediata, como acaba de suceder en el caso de Obama.

La izquierda fue adversa a la reelección, pero en los últimos tiempos cambió la preferencia cuando surgió -con el presidente caudillo coronel Chávez- el socialismo del siglo XXI y se adhirieron Bolivia, Ecuador, Argentina, Nicaragua. En el caso ecuatoriano, el presidente Correa comenzó mal en las urnas -perdiendo ante Alvarito- pero se levantó y tanto que muy pronto, en la Asamblea de Montecristi, ganó fácilmente la tesis de la reelección, que ahora va, según todos los indicios, en plan de aplicarse.

Pero comenzó a funcionar o perfilarse también la re-reelección, que el coronel Chávez quiso convertirla en la reelección indefinida, pese a que esa tesis fue fustigada por personajes de la talla del brasileño Lula y del uruguayo José Mujica, quien dijo que es una aspiración monárquica. La re-reelección tiene sus partidarios, entre ellos la jefa argentina doña Cristina, pero también acérrimos adversarios, como están surgiendo en la patria de Messi. En el Ecuador, el Jefe Rafael dijo ya varias veces que, en caso de triunfar el 17 de febrero próximo, en el año 2017 no irá a la re-reelección. Lo cual nos parece muy bien y le tomamos la palabra.