Danilo Arbilla

Algo para recordar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
5 de March de 2012 00:04

Vamos a ver. Agentes de la ‘Policía financiera’ francesa han irrumpido en el domicilio en París de Teodoro, ‘Teodorín’, Obiang. Su casa, ubicada en la avenida Foch, a unos 500 metros del Arco del Triunfo, zona elegante si las hay, es de 5 000 m², divididos en seis pisos y 101 habitaciones; es un palacio, digamos. Tiene una sala de juegos tipo Las Vegas, dormitorios de 200 m² y un comedor principal con colum-nas de coral, por ejemplo. Decorada a todo trapo, no se escatimó en el mobiliario y menos en vaji-lla –500 platos de colección para un comedor con una mesa de cristal de 20 metros de largo- y en objetos de lujo, antigüedades y obras de arte: como muestra un Degas –Tres bailarinas antes del ejercicio– que costó a su dueño USD 7,7 millones. En la bodega, algunas ‘joyitas’: 300 botellas de Chateau Petrus, (USD 3 millones) y algunos Romanèe Conti (USD 400 000). Ni que hablar que al feliz propietario de esta mansión, que entre pitos y flautas está tasada en USD 700 millones no le falta ropa –los diseñadores van a su casa a presentar sus colecciones– y tiene la sana costumbre de hacer coincidir el automóvil que usa con el color del traje. La lista es larga, baste con consignar que figuran un Aston Martin, de los que hay 40 ejemplares en el mundo, un Rolls Royce Phantom, y uno de las 50 Maserati MC12 que existen, entre otros. Para saber la hora el usa (usaba porque le fue requisado) un Piaget Polo con 498 diamantes (USD 700 mil).

Este chico Teodorín, de 43, años, es ministro de Agricultura y Bosques de Guinea Ecuatorial, con un sueldo de USD 4 600 y delegado permanente adjunto de ese país ante la Unesco. Los números cantan y Transparencia Internacional lo ha denunciado por corrupción (millonarias comisiones a la industria maderera) y de ahí la acción de la Policía francesa, que le allanó el domicilio llevándose bienes por USD 55 millones.

Teodorín, para ubicarnos, es hijo de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, dictador de Guinea Ecuatorial desde 1979, cuando dio un golpe de estado contra su tío, Francisco Macías Nguema, quien fue juzgado y ejecutado. Obiang, líder del Partido Democrático (qué menos), ha ganado todas las elecciones con el 98% de los votos, por lo que allí no es necesaria una prensa opositora o independiente, la que está prohibida.

Obiang, el papá de Teodorín, era una de las “ promesas” democráticas de Miguel Ángel Moratinos, aquel inefable Canciller de Rodríguez Zapatero, quien tanto ruido hizo junto con Lula -quien firmó sus acuerdos con Obiang- por la ruptura democrática en Honduras. Moratinos además siempre decía que Chávez era el presidente más democrático de Latinoamérica, llegó a sugerir la participación de Obiang como observador, en una Cumbre Iberoamericana (Portugal, 2009).

Así son las cosas y es bueno tenerlo presente.