Walter Spurrier

Promesa, no realidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
16 de July de 2013 00:05

¿Cuán importante es el turismo receptivo del Ecuador? Para quienes laboran en ese sector es importantísimo, pero la pregunta es en comparación con otras actividades.

Recurramos al Banco Central. En la balanza de pagos, los ingresos por concepto de pasajeros internacionales y viajes del exterior suman USD 762 m en 2012. El turismo fue sólo la séptima fuente de ingresos de divisas, después de petróleo, remesas, banano, camarón, productos del mar y automóviles, y por delante de flores.

Pero en un entorno en que el crecimiento de la mayor parte de las exportaciones es bajo, y las remesas caen, los ingresos por turismo crecieron 21% el año pasado. La realidad es modesta, pero el potencial es ilimitado.

El 10 de julio tuvo lugar un evento de la Cámara de Turismo de Pichincha para tratar sobre el presente y futuro de la actividad. Tuvo una impresionante acogida.

Turismo receptivo parece un concepto sencillo: el gringo en bermudas y cámara, los mochileros que vienen sobre todo del sur para visitar Montañita, meca del surfing.

Pero si le damos su connotación más amplia, el gasto por extranjeros de dinero que traen del exterior, hay que sumar los retirados extranjeros, que viven sus últimos años en el país (hay preferencia por Cuenca) con el dinero de sus ahorros o pensiones.

Hay más. El grupo del Hotel Colón reveló un ambicioso proyecto para instalar un complejo en los alrededores de Quito, para el turismo médico y odontológico. En el Ecuador estos servicios son de buena calidad y mucho más baratos que en los EE.UU., y los enfermos al gastar aquí, ahorran .

Crecer en turismo requiere romper un círculo vicioso: los operadores internacionales no mandan más turistas al Ecuador por falta de hoteles; las aerolíneas no ponen más frecuencias por falta de pasajeros; los inversionistas no construyen hoteles porque no hay las frecuencias de vuelo que puedan traer a los huéspedes.

El turismo está contemplado en el Plan del Buen Vivir, pero fundamentalmente el turismo ecológico, con proveedores comunitarios. Pero esto es un nicho: qué bien atraer a este tipo de turistas, pero la gran mayoría de los turistas extranjeros que dejan buen dinero prefiere alojarse en hoteles cómodos y tomar el tour al mercado de Otavalo.

La conferencia de fondo fue la el flamante ministro de Turismo Vinicio Alvarado. Reconoció no saber mucho de turismo, pero ofreció una nueva organización del Ministerio orientada a poner subsecretarios a cargo de tareas específicas, preparar un proyecto de ley que incluya incentivos, y exhibió un corto publicitario (su fortaleza) que indicaba lo que él piensa, debe hacerse.

Quedó la impresión que será un Ministro muy ejecutivo, orientado a lograr resultados: incrementar el número de visitantes e ingresos de divisas.