Walter Spurrier

Precio optimista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 28
Triste 6
Indiferente 8
Sorprendido 1
Contento 4

Entre los supuestos de la Pro forma está que el precio del petróleo promediaría USD 79,7/b en 2015. Las autoridades optan por un optimismo sin barreras. En lo que respecta al petróleo y el presupuesto, en los 35 años ha habido tres momentos:

En 1979-1999 tuvimos el sucre, gobiernos con minoría legislativa y congresos con amplias atribuciones en materia presupuestaria. Los legisladores incrementaban el gasto presupuestario alegremente. Como estaban obligados a crear el financiamiento para el nuevo gasto, inflaban los ingresos petroleros en base a un precio fijado a un nivel irrealmente elevado. Eso estuvo atrás del descalabro fiscal que arrastró a la banca, evaporó nuestros ahorros, y ocasionó la segunda muerte del sucre.

En 2000-2007, con el dólar y un legislativo con una muy limitada autoridad sobre el Presupuesto, los gobiernos presupuestaban con base en un precio del petróleo deliberadamente bajo, para crear excedentes de ingresos que se acumulaban en un fondo de estabilización. Si bien esto mermaba la capacidad del Estado para invertir, infundía seguridad al sector privado y el crecimiento venía por el lado empresarial. Esos fondos los heredó Rafael Correa, y le sirvieron de mucho para aguantar lo seis meses de precios bajos a partir del estallido de la gran recesión en septiembre 2008.

En 2008-2014, el presidente Correa desestimó la necesidad de tener en colchón de ahorro petrolero, pero tampoco creyó en presupuestar con ingresos inexistentes, por lo que el precio presupuestado siguió rigurosamente a lo que apuntaba el mercado de futuros. En casi todos los años, el precio real resultó mejor que las provisiones, lo que ocasionó una cierta holgura fiscal.

Eso cambia este año. La previsión presupuestaria debería ser USD 70 por barril. Hay un sobreestimado de casi USD 10. Nadie puede poner la mano en el fuego por cual a la postre será el precio en el 2015, pero siguiendo la metodología de los últimos años que es coherente con la filosofía presupuestaria del Régimen, hay un sobreestimado. Las exportaciones netas serían de USD 1 000 millones menos de lo previsto, y los ingresos del sector público quedarán cortos en casi el mismo valor, de los que USD 700 millones en el Presupuesto.

Las expectativas son que el precio se mantenga en ese nivel en el mediano plazo, ya que es lo óptimo para Arabia Saudita, el exportador con mayor libertad para afectar la oferta de crudo y por ende el precio. Esto equivale a USD 79 para el petróleo WTI, el que cuenta para EE.UU., y se calcula que por debajo de USD 80, no es atractiva la inversión en petróleo de esquistos, que es de donde sale la nueva producción estadounidense.

El Gobierno deberá o frenar algunos proyectos de inversión, o buscar más financiamiento externo del contemplado en el Presupuesto.