Carlos Jaramillo

Sin precedentes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
3 de March de 2012 00:01

No tiene precedentes en nuestro país el escándalo internacional suscitado por el envío a Italia de 40 kilos de cocaína, en una valija de la Cancillería, hecho que demuestra, una vez más, la audacia de los narcotraficantes.

Con este motivo se dio a conocer que existen dos tipos de valija: diplomática y consular, que se rigen por estipulaciones de las convenciones de Viena, de las que es signatario Ecuador y que nuestro Gobierno ha expedido un reglamento el 21 de noviembre del año pasado, mediante el cual autoriza la inclusión de “material promocional y turístico” en el equipaje consular, lo cual ha permitido esta vez el envío de 10 cajas con 80 jarrones de doble estructura, que se dijo iban a ser utilizadas en una obra de teatro, pero que contenían cocaína líquida, lo que revela insuficiente seguridad en el manejo de tan delicado servicio.

Según informaciones procedentes de Roma, en junio del 2011 se inició una investigación, que culminó el 9 de enero del presente año con el descubrimiento de la droga en Milán, cuyo valor supera los dos millones y medio de dólares.

El Ministro de Relaciones Exteriores sostiene que pudo haberse introducido ese alcaloide en el trayecto de la valija, pese a que llevaba sellos de seguridad y candado. También hay la posibilidad de que, en alguna forma, podría estar inmerso algún empleado de ese portafolio. Ambas son probabilidades, que están en proceso de verificación, por parte de las policías de Italia y Ecuador.

Así mismo, ahora que está en boga la “responsabilidad coadyuvante”, se especula que podrían tener ese tipo de culpabilidad el o los artífices del mencionado reglamento, quienes, por lo que se ve, no han tomado las debidas precauciones para evitar que suceda lo que ha sucedido.

Varios ex cancilleres, dirigentes de la Asociación de Diplomáticos de Carrera, etc. han expresado su indignación y protesta por este bullado caso; han solicitado que se realice una exhaustiva investigación, que permita sancionar en forma enérgica a los autores y cómplices y que se arbitren las medidas pertinentes para evitar que se repitan escándalos de esta naturaleza, que dejan en mal predicamento el ya estropeado prestigio del Ecuador.

Cabe anotar que, en una situación como esta, durante la “obscura noche neoliberal” ya hubiese sido destituido el titular de Relaciones Exteriores, bajo la consideración de que cada Ministro es responsable de las actividades del portafolio correspondiente. El Movimiento Popular Democrático, MPD, ha intentado que la Asamblea trate este asunto en la sesión del jueves último, pero la mayoría gobiernista no ha permitido y se informó que los bloques de oposición emprenderán acciones judiciales contra el Canciller y que plantearán su enjuiciamiento político, lo cual está por verse.