Jorge Gallardo

Pobreza e indigencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
6 de May de 2012 00:01

Los encargados de monitorear los indicadores sociales en el Ecuador, informaron que el desempleo ha disminuido de manera importante en los últimos cuatro años, así como la pobreza y la indigencia. Las cifras exhibidas son consistentes con el crecimiento de la producción de bienes y servicios desde que la economía ecuatoriana se dolarizó y retomó su estabilidad. Salvo por uno de los once últimos años en que la economía creció por debajo del crecimiento de la población, los demás años el ingreso per cápita ha aumentado lo que se refleja en los indicadores de empleo y pobreza. El caso del Ecuador no es único en la región. La Cepal en el informe Panorama social de América Latina 2011 mantiene que entre 1990 y 2010 la tasa de pobreza en América Latina se redujo 17 puntos porcentuales pasando del 48.4 a 31.4% de la población, mientras que la indigencia disminuyó 10.3 puntos al bajar del 22.6 al 12.3% de la población por lo cual ambos indicadores se sitúan en su nivel más bajo de los últimos veinte años. Durante el año anterior, la pobreza continuó bajando no así la indigencia que aumentó debido al incremento del precio de los alimentos por sobre el aumento del ingreso de los hogares. Esto significa que la región cerrará el año 2011 con 174 millones de habitantes en situación de pobreza de los cuales 73 millones se encontrarán en situación de pobreza extrema o indigencia. Según la Cepal, la disminución de la pobreza se explica por el incremento de los ingresos laborales y las transferencias públicas monetarias que son a su vez el resultado del crecimiento económico sostenido. Estas cifras representan una buena noticia para la región que lleva décadas luchando por salir de la pobreza y el atraso. Estos resultados se producen en el contexto de una crisis económica y financiera internacional. Queda mucho por hacer para reducir las brechas de la estructura productiva de la región y por la composición de los mercados laborales que generan empleos de baja productividad sin protección social. La Cepal en su informe sobre la situación social de la región destaca que cinco países registraron disminuciones significativas en sus tasas de pobreza entre 2009 y 2010: Argentina, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay. El coeficiente Gini que mide la distribución del ingreso exhibe una tendencia hacia la mejoría en la región, por lo cual las cifras hechas públicas por funcionarios del Gobierno coinciden con lo manifestado en el informe de la Cepal en relación a la pobreza, índices de empleo y de distribución del ingreso. En las últimas dos décadas el gasto social en la región ha aumentado, y en el Ecuador este incremento se ha producido con mayor fuerza en los últimos 4 años. Bien por la región y por el Ecuador.