Rodrigo Borja

El petróleo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 21

El día en que un jubilado del ferrocarril de Estados Unidos —llamado Edwin Drake— decidió hacer un agujero en la tierra para extraer un extraño y oscuro líquido viscoso en una aldea de Pennsylvania, cambió el rumbo de la historia humana: se había descubierto el petróleo.

Fue en 1858.Dos décadas después John D. Rockefeller fundó la “Standard Oil Trust” para dedicarse a la explotación de hidrocarburos y Henry Ford montó 15 años más tarde el primer motor de explosión sobre un automóvil. Había empezado la era del petróleo. Y con él, las guerras, los golpes de Estado, los conflictos y la corrupción de una historia que se ha escrito con este pegajoso y maloliente líquido surgido de las entrañas de la tierra.

El petróleo se convirtió en el combustible fundamental de la sociedad industrial y el poder de los países exportadores se tornó muy grande. Las fortunas que a su amparo se amasaron fueron inconmensurables a pesar del precio vil que los hidrocarburos tuvieron en varias épocas en el mercado internacional.
En 1960 se concretó la fundación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que contribuyó a frenar el derroche del petróleo -que se vendía a dos dólares el barril- y con ello protegió las reservas de un recurso no renovable del cual depende la sociedad industrial contemporánea.


Durante los últimos cien años de la vida de la humanidad toda la actividad económica se ha sustentado, directa o indirectamente, en el petróleo. Al iniciarse este siglo, el aprovisionamiento mundial de energía provenía de cuatro fuentes: petróleo, en un 40%; gas natural, en alrededor del 25%; carbón, aproximadamente el 25%; y el 10% restante, diversas energías: nuclear, solar, hídrica, eólica, geotérmica, biogas, biodiésel y otras.


Pero no queda petróleo para mucho tiempo. Renombrados científicos de varios paí-ses concluyeron a finales del siglo XX:

1) que ha sido descubierto el 95% del petróleo recuperable del planeta,

2) que se ha extraído y consumido aproximadamente la mitad de ese petróleo,

3) que a partir de 1981 el consumo de petróleo ha sido más rápido que el encuentro de nuevos yacimientos,

4) que la tasa de explotación de los campos hidrocarburíferos se está acercando a su punto culminante -el “peak oil”- y que pudiera mantenerse por un reducido número de años, para después bajar ineluctablemente,

5) que uno de los factores de aumento de la demanda mundial de hidrocarburos son China e India, con crecientes necesidades de energía para los requerimientos de sus gigantescas poblaciones,

6) que se agudizarán los conflictos internacionales en función del control de las fuentes de abastecimiento, especialmente en el Oriente Medio, y

7) que la humanidad está abocada a buscar nuevas fuentes energéticas para suplir a las petrolíferas cuando estas se agoten.