León Roldós

Pesquisar, por si acaso...

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
21 de December de 2011 00:01

La práctica de pesquisar a opositores y también a quienes estando en el entorno del poder, y aun a los que se creen del círculo íntimo, no la inicia el gobierno de Correa, pero en este se ha profundizado.

Es lo que vulgarmente se califica de que se intenta encontrar los “rabos de paja”, por si acaso sea necesario encenderlos.

Pero no solo aquello se ha dado en el Ecuador, porque la práctica se pierde en la historia, si más agresiva en gobiernos totalitarios. Quizás las historias más cruentas del siglo XX estuvieron en las purgas de la Unión Soviética, con la ejecución y el confinamiento de quienes eran tachados en dichas purgas.

La última edición de la Revista Vanguardia, diciembre 19 del 2011, publica la relación de algunas pesquisas supuestamente ordenadas por el actual ministro del Interior, José Serrano.

Entre los investigados aparecen el ex fiscal Washington Pesántez, sus hermanos Henry y Lourdes y su cónyuge, Aliz Borja. Pesántez, funcionario de carrera de la Fiscalía, designado titular al inicio de la Asamblea de Montecristi, tuvo bronca con muchos funcionarios del gobierno y con asambleístas de País. A veces hablaba más de lo que correspondía a un Fiscal y también cosas que desagradaban a muchos del entorno presidencial, pero todo quedó en palabras. En la práctica y en los resultados, Pesántez fue funcional al gobernante. Causas muy importantes quedaron depositadas en esa especie de dormitorio público, a su cargo, o se desestimaron, a pesar de evidencias de responsabilidad penal. En correspondencia, los de País, en la Asamblea, dejaron temporalmente en el limbo el juicio político que supuestamente lo tenía perdido.

Pero también se colocó bajo pesquisa al procurador Diego García Carrión, a su cónyuge, Ana María Gutiérrez, sus padres Galo García Feraud y Gladys Carrión Merchán, y sus hermanos Galo y Eva García Carrión. Algún rato, con grosería que Diego dejó pasar, el presidente Correa dijo que Diego era diferente de su padre, ¿qué quiso decir? ¿Se está analizando quiénes fueron clientes del estudio García Carrión, antes que Diego vaya a la función pública?, ¿o quiénes son los actuales clientes de ese estudio? Diego García tiene buena formación jurídica, ha sido autor de pronunciamientos al agrado del gobernante, solo a veces –por ejemplo, en el primer informe sobre Ivanhoe y el deshonesto contrato de octubre de 2008; y, uno relativo a negociaciones con China- ha tenido expresiones ambiguas.

¿Quiénes más han estado o están siendo investigados? ¿Quiénes asumen el registro de posibles “rabos de paja”? ¿Quiénes manejarán los mecheros para encenderlos, si lo decide el gobernante o su entorno? Recuerden los honestos, pero también los serviles, en las depuraciones o purgas, habrá varios listados, ¿cuándo y cómo se harán ?, está por verse.