Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
12 de June de 2011 00:03

En los últimos ocho años, el Perú ha registrado de manera acumulada uno de los más altos crecimientos reales del PIB a escala mundial en monto y por habitante. En el año 2009, como consecuencia de la crisis internacional, la economía peruana creció escasamente en un 0,9%, pero en el siguiente año se recuperó y registró un crecimiento del 8,8% del PIB. Este crecimiento ha sido posible debido a los niveles de inversión. Se pronostica que Perú, en los próximos tres años, será uno de los pocos países del mundo que crecerá a tasas de por lo menos 6% anual. El desempeño económico ha estado acompañado de una baja inflación, lo que ha significado un crecimiento de los ingresos reales de la población. La pobreza, que afectaba en el 2002 al 54,8% de la población, bajó al 30,4% en el 2010. Esta situación ha significado una reducción importante de la desigualdad en el ingreso. El índice de desarrollo humano está muy por encima del promedio mundial y de América Latina. A fines del 2010, el Perú registró la inflación más baja de América Latina al cerrar con un 2,3% anual. El crecimiento de los últimos años le ha significado al Perú registrar importantes déficits en su Balanza Comercial. Sin embargo, debido a la alta inversión extranjera, la cuenta corriente de la Balanza de Pagos registra saldos positivos. Al cierre del 2010, la Reservas Internacionales Netas ascendieron a la cantidad de USD 44,1 mil millones, lo que representó el 29% del PIB. La situación de liquidez externa es tan holgada, que las RIN es 5,6 veces mayor que la deuda externa de corto plazo. El total de la deuda pública, representa el 23,9% del PIB. El crédito bancario al sector privado ha crecido rápidamente tras la crisis del 2009, pero la profundidad bancaria en relación con el PIB continúa siendo modesta. La dolarización del crédito al sector privado ha ido bajando paulatinamente. De un porcentaje del 82% del total del crédito en 1999, los préstamos en dólares han bajado al 44% del total a fines del 2010. El Perú, en los últimos años, ha implantado una dinámica política de integración comercial que ha sido complementada con acuerdos de inversión. La economía peruana se encuentra completamente integrada con las economías del mundo. El reconocimiento internacional al desempeño económico se ha visto reflejado en la calificación con grado de inversión de la deuda externa por lo cual los rendimientos de los bonos peruanos a inicios del 2011 fueron del 7,1% anual. Perú está clasificado segundo, después de México, en relación con el índice de facilidad de hacer negocios, y uno de los mejores países de la región para invertir. A fines del 2010 la inversión extranjera directa representó el 4,8% del PIB. Este es el país que recibe el Presidente electo de Perú.