Enrique Echeverría

Perder el año

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 3
4 de March de 2013 00:03

Entre otras novedades, estamos ahora con la reforma educativa. Los bachilleres del 2012 continúan asistiendo a cursos de capacitación, con la esperanza de ingresar en universidad pública. Allí están y no se avizora el "final feliz".

Ahora se trata de la educación secundaria. Ya comenzó con los quimestres, en lugar de los trimestres.

En el caso actual, el régimen de calificaciones tiene dos referencias básicas: la evaluación formativa (que incluye tareas, actividades en clase y lecciones); y la evaluación "sumativa", que así llaman a la prueba escrita. Una y otra culminan con un 20% que corresponde al "examen quinquemestral".

Le invito, amable lector, a meditar (y si puede, a entender) este nuevo sistema de calificaciones, así concebido: La nota final del quimestre califica sobre 10 puntos, pero ese 10 se divide en dos: el 80% comprende a las evaluaciones formativa y sumativa; y el 20% es el examen del periodo de 5 meses (quimestre). Cada una de las cuatro evaluaciones formativas tiene un parcial que califica sobre 10. La evaluación escrita (sumativa), también sobre 10. Si en cada una el alumno obtiene 8/10 en total sumará 50 puntos (porque 8x5 es 40, que divididos para 5 da 8) (???) Pero no es que el estudiante tenga ganados 8 puntos en una determinada materia, pues eso solo representa 6,4 puntos de la nota final del parcial (o sea, el 80%). Se llega a esta nota porque 8x8 da 64, es decir 6,4/10.

Este mismo ejercicio se realizará en el segundo y en el tercer parciales, pues cada quimestre tiene tres parciales. Ahora, para sacar el promedio general del quinquemestre se sumarán los resultados de los tres parciales (6,4+6,4+6,4 que da 19,20); luego dividirlos por tres (6,4) y el resultado final se multiplicará por 8 (51,2) que da 5,12 porque corresponde al 80% de la nota. (???) La segunda estructura (el 20%) llega con el examen del primer quinquemestre, que también se califica por 10. Ejemplo: en el examen el alumno sacó 8 y eso equivaldrá a 1,6, porque 8 por 2 da 16 y eso representará 1,6 puntos. Entónces, la nota general se sacará sumando 5,12 (de las 15 evaluaciones formativas de los tres parciales) y 1,6 (del examen quinquemestral) que dará 6,72 puntos sobre 10. (???) Esto parece tan enredado, o más que el método de Hont, de las elecciones.

Amable lector: si usted entiende ésto, merecerá calificación formativa muy alta; porque el autor de esta nota, sencillamente, no entiende; y en eso coincide con estudiantes y algunos maestros consultados por El Comercio.

Al parecer, se trata de un sistema en que el alumno debe obtener notas 9/10 ó 10/10 para pasar el año, porque con 8/10, lo perdería.

Para comprender todo ésto, voy a seguir un curso de capacitación en el Ministerio de Educación o en el Ministerio de la Inteligencia. ¡Pobres guambras colegiales y pobres padres de familia!