Carey L. Biron

La penalización de los sin techo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0

Una comisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que investiga el historial de discriminación racial de EE.UU., manifestó una fuerte inquietud ante la nueva serie de leyes que penalizan a las personas sin techo en este país.

El número de estas personas se disparó desde que estalló la crisis financiera en 2008 y afectó sobremanera a las minorías raciales. En muchos lugares las autoridades adoptaron medidas enérgicas contra actividades como el dormir o incluso comer en público, a la vez que desfinanciaban los servicios sociales.

La crítica es producto de una comisión de expertos que analizan el avance en la aplicación de Estados Unidos de las obligaciones que asumió en la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (CERD, en inglés).
“El Comité está preocupado por el elevado número de personas sin hogar, que proceden de manera desproporcionada de las minorías raciales y étnicas”, y por su penalización “mediante leyes que prohíben actividades como la vagancia, el camping, la mendicidad y el estar acostado en espacios públicos”, señaló en un informe difundido el 29 de agosto.

En la historia de Estados Unidos, esta es apenas la segunda vez que los antecedentes de discriminación racial y las acciones del Gobierno Federal se examinan formalmente frente al Derecho Internacional. La comisión le pidió al Gobierno que “suprima” las leyes y políticas que facilitan la penalización de las personas sin vivienda yque genere incentivos para aplicar estrategias políticas alternativas.

En marzo, el Comité de Derechos Humanos de la ONU había advertido que la penalización de las personas sin techo equivale a un tratamiento “cruel, inhumano y degradante”.

“Estos son expertos en derechos humanos que vieron abusos… en todo el mundo, pero aún así cuando escuchan hablar de estos temas en Estados Unidos quedan anonadados”, según dijo a IPS el abogado Eric S. Tars, del Centro Nacional de Derecho sobre la Pobreza y las Personas sin Hogar.

El comité de la CERD solicitó información adicional del Gobierno de Estados Unidos antes del próximo examen del país, en el 2017. Otros asuntos destacados por la delegación de la ONU son los llamados perfiles raciales, práctica por la cual la Policía interroga a las personas según su origen étnico, y la violencia armada, dos temas que suelen recibir mucha más atención de los responsables políticos y los medios de comunicación.

El examen del progreso de Estados Unidos en la aplicación de la CERD se realizó a mediados de agosto. Para algunos observadores, el mero hecho de que el gobierno de Obama comparezca ante un órgano internacional para discutir estas cuestiones ya es importante, lo cual quedó de manifiesto por el tamaño considerable de la delegación y la extensa respuesta a los cuestionamientos de la ONU.

IPS