Jorge Ribadeneira

Cuando Pelé 
jugó en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 16

El rey Pelé -Edson Arantes do Nascimento, nacido en 1940- jugó en el estadio Atahualpa de Quito dos veces. La primera ocasión fue en 1960 y la segunda fue en 1962.

En ambas, el jugador mostró su calidad. 
Triunfó fácilmente con su equipo, el Santos, pero con un número extra en cada una de las visitas. Seis muertos en la primera y un “pungazo” en la segunda. 


La imagen y la presencia del famoso futbolista volvieron a nuestra memoria luego de ver en la cancha quiteña -ganando 3-0 a la Tri- a uno de los cuatro mejores futbolistas del mundo actual, el también brasileño Neymar, 24 años, otra figura cuya calidad fue reconocida por el público y merece ser comparado, pese a las diferencias en el estilo, con el número 1 histórico, Pelé.


Dos personajes muy diferentes entre sí, el doctor José María Velasco Ibarra y Pelé, fueron la noticia del día en Quito el sábado 19 de marzo de 1960. Velasco Ibarra, el “Profeta”, tres veces presidente del Ecuador, el hombre que jamás tocó una pelota, hizo ese día su “entrada” a la capital ecuatoriana como candidato para un cuarto período -enfrentando a Galo Plaza-. 
Para lograr ese objetivo tenía que entrar triunfalmente a la capital. Pelé, ya campeón mundial en Suecia, en 1958, llegó ese mismo día con su corte del Santos Futebol Club, listo para enfrentar al equipo más popular de Quito, el Aucas, por supuesto.


Quito fue ese día un mini campo de batalla, sobre todo en la zona de San Blas, todo en pos de frustrar la jornada velasquista. No faltaron los disparos y Velasco Ibarra apenas pudo dar un discurso entrecortado. 
Seis ciudadanos cayeron y los diversos sectores políticos se disputaron los muertos, mientras los futbolistas del Santos se alojaron -y refugiaron- en el Hotel Majestic, ubicado en la Plaza Grande, y allí escucharon los disparos y recibieron las noticias trágicas y sorprendentes. 


Por cierto, al día siguiente solo hubo público para la mitad del estadio. Los aficionados vieron con tristeza la caída del ídolo Aucas pero admiraron la calidad del Santos que triunfó por 6-2. Pelé fue el director de orquesta y ganó aplausos aunque no hizo goles. Velasco Ibarra, claro, triunfó 
por cuarta vez.


El sábado 13 de enero de 1962 llegó nuevamente el club Santos, con Pelé como figura y una vez más fue recibido con entusiasmo, como se vio en la puerta del hotel Majestic, de la familia Andino. Pero horas mas tarde una delegación del club brasileño llegó al diario El Comercio para denunciar que su dirigente Néstor Pacheco Jr. había sido víctima del robo de su billetera, donde dijo que traía 500 dólares.

“Alguien me metió la mano al bolsillo al entrar al hotel”, manifestó. Al siguiente salió en El Comercio una foto con un tipo pegado a Pacheco Jr. 
La Policía le identificó inmediatamente. “Es el punguista - bolsiquador Julio González, alias “Pistacho”. En el fútbol, 
Santos ganó a LDU 6-3 y Pelé hizo tres hermosos goles.