Jorge Ribadeneira

Pelé, goles y sustos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 11

El sábado 19 de marzo de 1960 aterrizaron en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito nada menos que el superfamoso futbolista brasileño Edson Arantes do Nascimento, mejor conocido como Pelé, y sus compañeros del club Santos. Pocas personas estuvieron para recibirles, pues ‘todo Quito’ tenía su atención en un acto político. La “entrada” en la ciudad del candidato a la presidencia Velasco Ibarra y las broncas que -con el saldo de 6 muertos y 30 heridos- se armaron en las calles cuando chocaron los placistas y los velasquistas.

Pelé, con 19 años, era el más famoso futbolista del mundo, luego de que en 1958, en el Mundial jugado en Suecia, Brasil fue campeón gracias en buena parte a sus goles y a su calidad, con apenas 17 años. Los organizadores del encuentro Santos vs. Aucas esperaban que al día siguiente, domingo 20 de marzo, el estadio Atahualpa se llenaría para ver en acción a Pelé.

Al ingresar a Quito, rumbo al Hotel Majestic, ubicado en la Plaza Grande, frente a Carondelet, los guías informaron a Pelé y los suyos que “se están dando bala” los hinchas de Velasco Ibarra y Galo Plaza. Otras consecuencias se registraron en el estadio al día siguiente. La más triste -para los organizadores- fue que apenas llegaron al estadio 16 000 aficionados y no los 40 000 que esperaban.

El partido fue un paseo para el Santos y un suplicio para el Aucas. El resultado final fue 6-2. Pelé no hizo goles porque -al ser marcado por tres auquistas- se retrasó en el campo e hizo los pases para que sus compañeros batieran al arquero Reinoso. Al terminar el encuentro, el rey Pelé fue levantado en hombros por los aficionados como autor intelectual de cinco anotaciones.

Actualmente, con 74 años, Pelé sigue famoso como excrack y solo vive un jugador del Aucas de ese día: Gonzalo Pozo ‘Pocito’.
El Santos y Pelé volvieron por segunda y última vez a Quito para jugar con Liga Deportiva Universitaria, el domingo 19 de enero de 1962. El susto fue esta vez para el dirigente del Santos Néstor Pacheco, quien, al ingresar al Hotel Majestic constató que le habían robado su billetera con 500 dólares.

Al día siguiente, en Diario EL COMERCIO apareció la foto de un ‘punguista’ quiteño bolsiqueando a Pacheco. La Policía dijo que se trataba del ‘Pingacho’, el cual, por supuesto, se esfumó al sentirse descubierto. Varios meses después fue apresado y confesó que había viajado a Colombia al verse en acción. También contó algo ­interesante: en la foto constaban otros cinco destacados ‘punguistas’ quiteños, entre ellos el ‘Carbonero’, con los cuales compartió una farra después de apropiarse de los dólares santistas.

LDU se batió con ímpetu pero ese domingo Pelé, ya con dos años más pero igualmente juvenil, se lanzó en busca del arco rival y marcó tres anotaciones para que su equipo triunfara por 6-3.

Esos tres goles constan entre los 1 363 que anotó en los 1 284 encuentros que disputó durante su vida deportiva profe­sional, desde 1956 hasta 1977. Los goles de LDU fueron marcados por el brasileño Gilberto, el crack Gem Rivadeneira y Carlos Garzón, ante un estadio lleno.