Alfredo Negrete

Los pájaros verdes…

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
3 de January de 2013 00:00

Los pájaros de Alfred Hitcocht no fueron una de sus mejores películas, como por ejemplo Psicosis y tantas otras; sin embargo, en el plano publicitario en muchas ciudades gozaron de la máxima publicidad con los recursos de la época, como eran los afiches en paredes, postes y veredas. Una situación similar parece haberse producido en los días anteriores al inicio de la campaña electoral. Por ejemplo, el cantón Playas de General Villamil ha sido copado por una sistemática y ordenada propaganda por el candidato Presidente y la lista 35. Se desconoce si este copamiento previo a la autorización legal que rige para los otros candidatos y sus agrupaciones contó con alguna autorización especial de las vestales que integran el Consejo Nacional Electoral. Por eso vale recordar al director del suspenso y preguntar como decía la propaganda de la época: ¿quiénes vienen?… ya vienen los pájaros”, en este caso las aves son verdes y tienen como líder un pajarraco mayor y de propiedad el número 35.

Lo sucedido como en muchas otras facetas y matices de esta época favorecen a un solo candidato y a su agrupación para llegar al parlamento. En este sentido, sin necesidad de recurrir a Macchiavello, se conoce que en política se hace lo que se puede y luego de algún tiempo se pasa el filtro ético de si se debió. El Presidente y su partido lo han aplicado y seguramente será uno de los baluartes de un éxito casi seguro.

¿Que pasó con los otros? Nadie lo sabe, salvo que aleguen falta de recursos, inexperiencia culposa y desconocimiento de prácticas electorales elementales de ataque y de defensa. Repasando la historia medieval se rememora que los castillos eran el reducto para que sus habitantes y defensores se protejan del acoso de los enemigos a quienes se los detenía con murallas casi inexpugnables; en nuestro caso, parece que sucede lo contrario: la oposición está dentro del castillo y es acechada violentamente por un enemigo de inmensos recursos y posibilidades, que en pocas semanas derribará las frágiles paredes de quienes se equivocaron por completo de oficio y de camino.

Utilizando como diversión de inicios de año o como un ejercicio para comprender mejor la realidad política es posible comparar el caso ecuatoriano con recientes procesos electorales de Sudamérica y llegar a la conclusión de que el caso nacional cada vez se parece más al argentino que permitió la reelección abrumadora de Cristina Fernández de Kirchner que al monumental esfuerzo que realizó el candidato venezolano Capriles para acercarse al resultado que consagró nuevamente a Hugo Chávez.

Luego de estas explicaciones, comparaciones y comentarios ojalá que el pueblo ecuatoriano aprenda de la historia y experiencias ajenas para que no le vuelvan a repetir la vieja película de unos pájaros que aterrorizaron a un pueblo en la febril mente del líder del suspenso. A lo mejor entenderán que lo que viene parecen pájaros pero no los son.