León Roldós

‘... xq no la subimos al avión’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 103
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5

La vida nos hizo íntimos hermanos a los Roldós Aguilera. Entre 1950 y 1958, por enfermedad y ausencia temporal de nuestro padre, nuestra calidad de vida se afectó. Jaime y yo, estudiantes vicentinos, compartíamos responsabilidades del hogar –lo recordarán quienes entonces vivían en el barrio Orellana- y asumimos la necesidad de trabajar. Yo vendí libros, mapas y cuadros de arte desde los 16 años.

Por eso, cuando el hogar de Jaime y Marta fue bendecido con Martha, Diana y Santiago Roldós Bucaram, fueron más que sobrinos, con una relación que se acercaba a lo cotidiano.La presidencia de Jaime, por sus compromisos y los de Marta, no nos alejó aun cuando disminuyó en algo la cotidianidad de los años anteriores.

La tragedia de la muerte el 24 de mayo de 1981 fue un impacto que los llevó a una gran unidad entre ellos y a la cotidianidad de comunicación con quienes sus padres les inculcaron compartir su vida.

Ya adultos y profesionales, cada uno tomó sus decisiones de vida. Martha, Diana y Santiago tienen su vida profesional, de creencias y de opinión.

Hay temas que los compartimos inmediatamente que hay algo que amerita nuestra comunicación, cual es el caso de las investigaciones sobre la tragedia del 24 de mayo de 1981, sobre las cuales la Fiscalía del Estado y el Ministerio de Defensa se han comprometido a avanzar. No hago militancia política, pero no he renunciado a opinar.

No estoy en el mundo del Twitter. Leo lo que me envían los que quieren que de algo me entere. Esta semana he recibido de varias fuentes, uno que se refiere al vuelo en que murieron Jaime y Marta, generado en JCESAR NM 69 HP S @el_emperador 69, que me dicen que es un ‘troll’ usualmente parlante del entorno del presidente Correa, que expresa “@Martha Roldós. Sus padres al ver su horrorosa vida llena de odios, amarguras y vende patria dirían q x q no la subimos al avión ese día”.

¿Qué falta para que la agresión de ese ‘troll’, al pretender ofender a la memoria de Jaime Roldós y Marta Bucaram, se convierta en una agresión física contra Martha Roldós Bucaram?

No hay respeto para el que piensa diferente. Hay que triturar al contradictor, aun usando la vía de la infamia.

¿En quiénes está la responsabilidad de las infamias?, ¿en los operarios u operativos, por alguna remuneración, no sé si meritorios para algunas migajas? o ¿en quienes los instigan? Este es el Ecuador de miserias humanas y de violencia de conductas que visitará el papa Francisco. Una hipocresía colectiva sería pretender ignorarlo.

¿Qué debemos hacer para que se respete al que piensa diferente? ¿Cuál debe ser aporte de los que están en el poder y su entorno? ¿Cuál es el de los demás? ¿Permitiremos que el miedo domine al Ecuador?

lroldos@elcomercio.com