Xavier Basantes

Más plata de los afiliados va al Estado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 272
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 27

Algo que se había anticipado sucedería con la vigencia del Código Monetario y Financiero (aprobado en septiembre del 2014) es la ‘discrecionalidad’ con la que los miembros de la Junta Especial, creada por esta nueva ley, podrían ‘direccionar’ el destino de los recursos de las entidades financieras bajo su regulación. Con el mandato que la ley le faculta, la Junta aprobó que el Biess pueda invertir más allá de lo previsto inicialmente en el 2015, en Bonos del Estado.

Con la resolución 162-2015-F (aprobada el 11 de diciembre del 2015, “en sesión extraordinaria, por medios tecnológicos”), el Banco de los Afiliados podrá invertir hasta USD 870 millones en los Títulos de Deuda emitidos por el Ministerio de Finanzas. Es decir, esa cifra significa 120 millones más de lo previsto inicialmente en el presupuesto de inversiones del Biess en este año (USD 750 millones).

Pero al analizar la resolución, también existen otros ajustes presupuestarios. Se establece una reducción en el monto destinado para préstamos hipotecarios: la cantidad prevista para el 2015 ascendía a USD 1 340 millones, pero ahora son USD 1 265 millones. Asimismo, se fija un incremento en el monto de los créditos quirografarios y pasan de USD 1 795 millones a 2 099 millones, para este año.

Gracias a esta decisión de la Junta, el Gobierno puede contar con más recursos en un mes que ha sido bastante complicado para el manejo de las finanzas públicas, y se constituye en otra de las ‘medidas creativas’ anticipadas por el Régimen, para superar este largo bache en el desempeño económico del país.

El Biess se ha constituido en un músculo financiero importante para el desarrollo de otros sectores productivos, como el de la construcción por ejemplo. Sin embargo, por responsabilidad ante los afiliados, es importante que de cara al 2016 y como consecuencia de las medidas adoptadas (eliminación del aporte del 40% del Estado al IESS y reducción de las contribuciones al fondo de pensiones, para cubrir el déficit en salud), se garantice la plena atención a los afiliados, en sus requerimientos crediticios del 2016.