León Roldós

“Pudo ser peor...”

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 240
Triste 13
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 17

Una noche, a una persona usualmente positiva le robaron todas las llantas, el equipo de sonido, las herramientas y los espejos del automóvil, el que los ladrones después abandonaron. Un extraño que se le acercó, exclamó “¡qué tragedia!”. El perjudicado, en cambio expresó: “Gracias a Dios, pudo ser peor si se llevaban el vehículo o, si habría estado en este, quizás me mataban”.

Viene a mi recuerdo ese hecho, cuando revisaba que las ventas a futuro del petróleo ecuatoriano, con dinero anticipado con intereses como cualquier préstamo, comprometen entregas más allá del año 2021, esto es, aun después de un período presidencial siguiente al del presidente Correa, que concluirá el 2017. Pudo haber sido peor de haberse comprometido el petróleo a producirse por muchos años más.

¿Era indispensable para el Gobierno comprometer el petróleo por los años venideros, en perjuicio no solo de los gobiernos siguientes, sino –y sobre todo- de las siguientes generaciones que tendrán que sufrir muy graves consecuencias porque el petróleo, recurso natural base de la economía ecuatoriana, ya se lo vendieron y se gastaron lo que recibieron por su precio?

En su momento, se cuestionó que el Gobierno no registre esas ventas anticipadas como créditos con intereses, que realmente lo eran, respaldándolos además con entregas futuras de petróleo, con lo cual la información de la deuda externa del Ecuador de años recientes ha venido arrastrando esa falsedad.

La explicación: empresas chinas ofrecieron al Gobierno recursos para obras, pero llevándose el petróleo de producción futura, oferta que se sintió irresistible, sin importar su consecuencia en los años venideros. ¿Sabe el lector que China ha tenido un proceso de más de seis décadas de régimen comunista, aparentemente ortodoxo, pero tales han sido los espacios de corrupción que sus empresas han facilitado, que en los días que vivimos se multipliquen sus millonarios; y que el capítulo de las ventas del petróleo ecuatoriano a entregárseles en los años futuros, con intermediarios beneficiarios de transferencias ilícitas, podría ser uno más de ellos?

¿Constituye peculado haber comprometido innecesariamente el petróleo de producción futura, privándosele de recursos al Gobierno que continúe y a las generaciones siguientes, que deberán asumir las consecuencias de aquello? Habrá que analizarlo. Para el futuro será indispensable establecer la prohibición expresa de esta clase de negocios. Y, en el caso específico, un próximo gobierno deberá reclamar a China que libere parte del petróleo comprometido. Lo actuado es más grave que el sobreendeudamiento externo de otros gobiernos porque encierra esto y, además, priva de volúmenes importantes de petróleo a las siguientes generaciones.

lroldos@elcomercio.org